Clasicosis

Un último adiós a Peter O'Toole y Joan Fontaine.

Los amantes del cine clásico, y del cine en general, vivimos un triste día ayer. A media tarde, viendo un telediario me entero que el gran Peter O'Toole había fallecido a la edad de 81 años, dejando tras de sí una carrera con proyectos de gran altura y brillantes interpretaciones. Todavía no había salido del shock de esta noticia, cuando ya de noche, casi entrada la madrugada, son las redes sociales las que me dan otra triste noticia, Joan Fontaine también nos deja con 96 años de edad. Una actriz con una gran carrera y una triste historia familiar.

Hoy desde Clasicosis queremos despedirnos de estos dos actores que forman parte de la historia del cine, que nos han hecho disfrutar durante años y que, aunque ya no estén, nos seguirán haciendo disfrutar con sus películas.

Después de todos estos años todavía no tengo claro cuál fue el lugar de nacimiento de Peter O'Toole, muchos lo sitúan en Irlanda. Lo cierto es que tras una infancia difícil, la Academia Real de Arte Dramático, empezando a destacar en el teatro, en grande obras shakesperianas. Con 22 años debuta en televisión y con 29 da el salto al cine, apareciendo como actor de reparto en una pequeña cinta titulada 'Kidnapped'. A partir de entonces, empieza una carrera cinematográfica, llena de altibajos, pero con algunas cintas de gran importancia en la historia y sobre todo con interpretaciones que nos asombraron. Hoy aquí vamos a recordar algunas de ellas:

- General Tanz.

Personaje que interpretó en 'La noche de los generales' (The Night of the Generals, 1967), el film que nos cuenta la historia de la investigación de un salvaje asesinato de una prostituta en los primeros días de la ocupación nazi en Varsovia. O'Toole interpreta a uno de los generales sospechosos de cometer el crimen, un hombre atormentado y a la vez con cierto punto de siniestro. Así, el actor hace gala de su enorme cualidad de dar vida a personajes complejos psicológicamente hablando.

- Enrique II.

Personaje a quien interpretó en dos ocasiones, en 'Becket' (Id., 1964) y en 'El león de invierno' (The Lion in Winter, 1968), dos cintas que cuentan con una extrema teatralidad, ya que ambas son adaptaciones de obras teatrales. Enrique II, es de nuevo un personaje lleno de matices, fue un rey complejo, que tuvo conflictos tanto fuera como dentro de palacio. De ambas películas, yo recuerdo quedarme asombrado con la fuerza en la interpretación de la segunda de ellas, y el duelo interpretativo que tuvo junto a Katharine Hepburn, quien interpretaba a su esposa, pero ambas cintas son increíbles, con unos diálogos increíbles, pero sobre todo, bien recitados.

- T.E. Lawrence.

Este fue el papel que le dio la fama, y curioso es que no fuera la primera opción para protagonizar 'Lawrence de Arabia' (Lawrence of Arabia, 1962), porque hoy en día yo no puedo imaginarme a otro actor en dicho papel. La inmensidad de su interpretación me sobrecogió desde el primer momento que vi el film, junto con la inmensidad de la película de David Lean. Lawrence es un personaje de extrema complejidad, ya que llega a extremos sentimentales en muchos momentos de la cinta, y el actor es capaz de transmitir cada estado de ánimo de su personaje, con su tono de voz y su mirada, con esos ojos azules que tantos corazones enamorarían.

O'Toole recibió un total de 8 nominaciones para ganar un premio Oscar, por sus interpretaciones, pero es una de esas figuras, como muchas otras, que se nos ha ido sin poder alzar ninguna de las preciadas, por algunos, estatuillas, pero sí aceptó la que le ofrecieron en 2002 por toda su carrera, que para mí siempre ha sido como una especie de premio de consolación.

Sin embargo, Joan Fontaine, si se pudo alzar con una estatuilla por una de sus interpretaciones. Una actriz que cuenta con una de las historias más tristes que he leído, y es que la terrible competencia que tuvo con su hermana Olivia de Havilland desde que eran niñas, todo ello acrecentado por su propia madre. Y ayer nos dejó, y todavía aún no se dirigían la palabra, es más, ambas vivían en continentes distintos, una en América y la otra en Europa.

Quizás con menos suerte que su hermana, llegó al cine más tarde, por ello siempre fue considerada como la hermana de... . Pero no pudo conseguir la fama en la pantalla grande de mejor forma, aunque con la prohibición de poder utilizar el nombre el apellido familiar por parte de su madre, ya que no quería que perjudicara a su hermana mayor. Al igual que antes, nombremos algunos de esos papeles que siempre recordaré de esta bellísima actriz:

- Mrs. de Winter.

Aunque ya tenía algunos años de experiencia en el cine, quizás fue este papel quien la alzó en la industria, y es que el Alfred Hitchcock se fije en ti para protagonizar su primera película americana, 'Rebeca' (Rebecca, 1940), supone un gran honor y un gran peso a la vez. La actriz realiza una de sus grande interpretaciones, ya que su personaje sufre una gran evolución, pero desde el primer momento la actriz sabe como transmitir las sensaciones correctas a la audiencia, y creo que está a la altura de su pareja protagonista, Laurence Olivier.

- Lina.

Quizás el nombre de este personaje no diga mucho, pero fue el que le dio a su primer y único Oscar y su segunda candidatura. Tras recibir la primera con el film anterior, ambos éxitos con el mismo director, Alfred Hitchcock, en esta ocasión el film es 'Sospecha' (Suspicion, 1941). Al igual que su interpretación anterior, la actriz está a la altura de su compañero, Cary Grant, debido a que la actriz sabe hacer uso de su mirada, cuerpo y tono de voz para interpretar a una mujer enamorada, de apariencia débil, que es capaz de hacer cualquier cosa por su amado.

- Rowena.

Quizás muchos no añadirían este título, me refiero a 'Ivanhoe' (Id, 1952), cuando se estén nombrando las mejores interpretaciones de esta actriz, pero siento debilidad por esta cinta, que la vi con mi padre cuando era un niño, y la volví a ver hace unos años de nuevo. Y aunque el papel de Fontaine es más secundario, sabe cómo hacerse ver en un personaje de extremada fragilidad, y todo esto rodeado de grandes estrellas, tales como Richard Burton o Elizabeth Taylor.

Con estos recuerdos siempre recordaré a estos grandes del cine clásico, que en dos días consecutivos nos han dejado, sobrecogiéndonos con sus fallecimientos, pero hay que pensar que nos han dejado un gran legado, del que podremos disfrutar eternamente, esta es la magia del cine.