Clasicosis

Mario Moreno Reyes ‘Cantinflas’: De la humildad al estrellato.

Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado.

Desde la primera semana que empecé a escribir en Clasicosis, cuando mi compañera me preguntó que quería escribir, le mostré mi deseo de hacerlo sobre un actor que siempre me encantó. Pero por aquel entonces no pude escribir sobre él, y lo pospuse una semana, y cuando me dispuse a escribir, me di cuenta que no faltaba mucho para que se cumpliera el centenario del nacimiento del actor más popular de México, Mario Moreno Reyes, más conocido como Cantinflas. La razón por la que quise escribir sobre él, es muy simple, me recuerda a mi infancia, a los fines de semana en casa de mi abuela viendo televisión española siempre.

Uno de los aspectos que más admiro de este actor y persona, es su pasado humilde, todo lo que luchó en su vida para llegar a donde llegó, solo hay que revisar su infancia y adolescencia, antes de que llegara su momento de saltar a la gran pantalla. Como habréis podido calcular, nació un 12 de Agosto de 1911, en un barrio muy humilde de Ciudad de México bajo el nombre de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, y fue el sexto de doce hermanos, de los que cuatro, murieron por complicaciones en el parto. Apenas hay registros escolares de Mario Moreno, ya que pasaba mucho tiempo en la calle buscándose la vida. Por su actitud, llegó a trabajar en circo y carpas cómicas, y a la edad de 16 años, falsificó su edad para alistarse en el ejército, en los que estuvo varios meses como mecanógrafo antes de que su padre se testificara sobre su verdadera edad. Incluso intentó trabajar como boxeador, cosa que no resultó muy satisfactoria, cayó en el primer asalto de su primer combate.

Antes de comenzar su carrera en el cine, el nombre de Cantinflas ya era conocido en los lugares donde actuaba, el origen de este no está claro, hay varias teorías, lo que si parece claro es que fue inventado para evitar que sus padres se enteraran de que uno de sus hijos trabajaba en el mundo del espectáculo, algo que creían que deshonraría a la familia. Me imagino que no pensarían lo mismo una vez que su hijo triunfara.

Y el debut en el cine llegó en 1936, con un film que pasó prácticamente desapercibido, titulado No te engañes corazón. Pasaron algunos años hasta que llegara su primer gran éxito, en ese tiempo el papel del personaje que le dio la fama se fue perfilando, hasta llegar a ser el que todos recordamos hoy, ese primer éxito llegó en 1940 con la película Ahí está el detalle. A partir de entonces, Mario Moreno y su personaje Cantinflas, se convirtieron en verdaderos ídolos tanto en México como en Latinoamérica. Así llegaron muchos más papeles, en los que Cantinflas pasaba a ser varios tipos de profesionales, fue policía en El gendarme desconocido, torero en Ni sangre, ni arene, o fotógrafo en El señor fotógrafo.

Su fama traspasó fronteras, y llegó a Estados Unidos, donde algunos estudios de Hollywood se interesaron por la estrella mexicana, finalmente firmó un contrato con Columbia Pictures. En 1956 llegó el que sería su mayo éxito con el film, La vuelta al mundo en 80 días, en el que interpretaría el papel de Paspartout junto a David Niven. Tal fue el éxito que consiguió ganar el primer y su único globo de oro al mejor actor de comedia o musical, pero no fue su única nominación, años más tarde consiguió otra, pero no se alzó con el premio. Tras este film, estrenó Pepe, otra producción estadounidense, pero fue todo un fracaso, por el problema del idioma, se grabó en español y no se pudo traducir bien los chistes que utilizaba al inglés, por esta razón Cantinflas no triunfó en Hollywood, este mismo motivo declararía él mismo en varias entrevistas. Tras este fracaso, volvió a su país natal, y siguió haciendo películas para su público, que aumentaba cada vez más en los países hispanohablantes.

He repasado los títulos más importantes y relevantes de su carrera, pero podéis imaginar, que hay muchísimos más de los que hablo. Ahora llega la parte triste, Mario Moreno Reyes murió por causa de un cáncer de pulmón un 20 de abril de 1993, yo no recuerdo ese día, pero me imagino que llegarían noticias increíbles de la reacción del pueblo mexicano, al ser un personaje tan querido, ya que durante toda su carrera interpretó a un tipo pobre que llegaba a ponerse al nivel de los ricos, y triunfar ante ellos. Tras la muerte llegó algo más triste, la disputa por los derechos de sus películas, en un principio era entre su sobrino con su hijo adoptivo, al que obtuvo con su única mujer, Valentina Ivanova. Pero más tarde se incluyó en la disputa la productora Columbia Picture, que fue la que consiguió los derechos de las películas.

Mario Moreno, un actor al que conocimos a través de su personaje Cantinflas. De niño me encantaba verlo por su forma de hablar y su acento, era algo que me divertía. Ahora lo veo como una mezcla de Charles Chaplin y Groucho Marx, capaz de hacernos reír con sus movimientos o con su labia, experto en complicar las conversaciones hasta puntos insospechados, lo que se conoce como un “liante”. Y hoy, el día que se cumple 100 años desde su nacimiento, es un día genial en el que recordarlo, y además ver como estrellas del cine no solo hay en Hollywood, sino que en muchas partes del mundo también las encontraremos, y Cantinflas es un buen ejemplo de ello.