Clasicosis

Cine Clásico: 10 años sin Marlon Brando.

Cuando interpreto me transformo. Me quema dentro una especie de fuego, una especie de delirio. Y me siento fuerte, feroz como un león. Solo esto. Si soy un buen actor o no, es algo que nunca he sabido. Lo siento.

Hace unos meses, en concreto el 3 de Abril, con esta misma foto principal nos acordábamos en nuestra página de Facebook del nacimiento de uno de los actores más grandes que ha existido jamás, o por lo menos así lo cree un servidor. Hoy nos volvemos a acordar del actor para recordarlo en el décimo aniversario de su fallecimiento. El actor nos dejó a causa de una fibrosis pulmonar hace tan solo 10 años en Los Ángeles.

El actor tuvo una infancia complicada, ya que sus padres tuvieron problemas con el alcohol, pero desde muy pequeño Brando aprendió a imitar todo lo que veía, así conseguía animar a su madre en su peores días. Además, era un chico de carácter, por lo que consiguió ser expulsado de varios colegios. Fue cuando llegó a Nueva York, cuando se interesó por la interpretación de forma más profesional, así estudió en algunas escuelas y participando en obras de teatros. Antes de saltar al mundo del cine, se hizo un gran nombre en Broadway, destacando sobre todo en la obra teatral de 'Un tranvía llamado deseo', la cual protagonizaría más tarde en la gran pantalla.

Después de este brevísimo repaso de su vida antes del cine, ahora toca la hora de proporcionarle, desde Clasicosis, nuestro pequeño homenaje, repasando sus cinco mejores interpretaciones, a nuestro parecer, claro está. Ya que dentro de una carrera como la de tal actor, hay muchos títulos donde elegir. Pero aquí está la nuestra:

5.- ¡Viva Zapata! (Idem, 1952).

Este fue el segundo film que realizó con el director Elia Kazan, uno de los que mejores supo aprovechar el talento del actor. Brando interpreta al revolucionario Emiliano Zapata, y tal como dije el post, impresiona ver a un actor estadounidense dentro de la piel de un personaje mexicano, pero lo cierto es que obviando esto, el actor tiene la fuerza necesaria para hacerse cargo de dicho personaje. En dicho film comparte cartel con otro gran actor, Anthony Quinn, con quien tuvo cierta rivalidad, tanto dentro como fuera de la pantalla, ambos eran dos grandes, pero muy distintos entre sí.

4.- Julio César (Julius Caesar, 1953).

Bajo las órdenes de otro grande de la interpretación, Joseph L. Mankiewicz, otro título entra en esta lista. Volvemos a un caso parecido al anterior, interpretar a Shakespeare es extremadamente complicado y sobre todo si no eres un actor británico. Pero Brando fue capaz de hacerlo a la perfección en el papel de Marco Antonio. En una obra extremadamente teatral, sus feroces monólogos que desprendían fuerza y sentimiento lo hicieron válido para una nominación al Oscar como mejor actor.

3.- El Padrino (The Godfather, 1972)

Esta va a ser la única película de la lista que va a estar fuera de la década de los cincuenta, aunque bien podríamos añadir alguna otra también. Pera esta película siempre ha sido una de mis debilidades, además de que tiene una de las grandes interpretaciones del actor, por ello no podía faltar. Brando interpreta a Vito Corleone, el cabeza de la familia Corleone, además de ser el jefe de una organización de crimen organizado. Podemos ver al actor genialmente caracterizado en una interpretación más calmada, aunque también tiene sus momentos de rabia y fuerza que tanto caracterizan a dicho actor.

Este papel le valió para ganar su segundo Oscar, el cual no fue a recoger pero en su nombre mandó a una nativa americana a dar un discurso que causó bastante polémica, os dejo el vídeo a continuación para que podáis verlo o volver a verlo.

2.- Un tranvía llamado deseo (A Streetcar Named Desire, 1951).

Nueve miembros del reparto original de la obra teatral de Broadway estuvieron presentes en la película que adaptaba la obra Tennessee Williams, entre ellos claro está, estaba Marlon Brando, quien se ponía por primera vez bajo las órdenes de Elia Kazan en el mundo del cine. ¿Quién no recuerda el grito de 'Stella' en esta magnífica película? El actor se mete en la piel de Stanley, un sureño rudo, aunque en algunos momentos muy sentimental, cosa que convierte a su personaje en demasiado complejo, pero Brando sabe como solventarlo con soltura. Sus duelos interpretativos con Vivien Leigh, Kim Hunter y Karl Malden son realmente geniales, donde rebosa la fuerza interpretativa de todos ellos.

1.- La ley del silencio (On the Waterfront, 1954).

Partimos desde la premisa que la perfección no existe, pero la interpretación de Marlon Brando en esta película debe estar cerca de ello. Al igual que en la película anterior, esta también está dirigida por Elia Kazan, y el personaje del actor también es muy complejo. Al igual que sus grandes interpretaciones, como hemos visto, está también está llena de fuerza y rabia, en algunos momentos, pero además, su personaje, aunque es un matón por decirlo de alguna manera, cae en simpatía por su visión del bien y porque es capaz de ser muy sentimental. Este film fue el primero que le dio un Oscar por su interpretación, el cual fue a recoger él mismo. Además Eva Marie Saint, su compañera de rodaje se alzó con la estatuilla a mejor actriz de reparto, siendo Rod Steiger y Karl Malden nominados para recibir el preciado premio.

Aquí acaba nuestro Top 5 de las interpretaciones de tal magnífico actor, quizás muchos echaréis en falta otros papeles, como el del Coronel Kurtz en 'Apocalyose Now'  o el de Paul en 'El último tango en París', pero en tan solo cinco puestos no cabían tantas grandes interpretaciones.