Clasicosis

Cine Clásico: Akira Kurosawa, 105º aniversario de su nacimiento.

Para un director cada trabajo que finaliza supone una vida entera. Yo he vivido muchas vidas.

Como podéis ver, hoy estamos con otro aniversario en Clasicosis. En este caso celebramos el aniversario del nacimiento de El último emperador, el grandísimo Akira Kurosawa, el director nipón que a base de talento dejó su huella en la historia del cine. Con más de una treintena de películas dirigidas tras sus espaldas, es uno de los directores que más ha influido en varias generaciones de cineastas.

Fue el séptimo hijo de una familia que procedía de un antiguo linaje de samuráis, es más, su padre era director de una escuela del ejército japonés. Pese a que tuvo una infancia normal y una buena educación, también estuvo rodeado de tristeza ya que vivió el gran terremoto que asoló Tokio cuando él solo tenía 13 años. Además, en su juventud disfrutó mucho con la cultura occidental, ya fuese con la literatura o pintura, pero en especial viendo películas occidentales, de las cuales fue muy influenciado en el futuro.

Se preparó para el triunfo siendo el ayudante de dirección de Kajiro Yamamoto, y no fue hasta 1943 hasta que dirigió su primera cinta: 'La leyenda del gran judo'. Durante este primera época, en el que la guerra estaba en auge, y su estilo occidental en sus cine, fue bastante controlado por el gobierno de su país, incluso fue "obligado" a dirigir alguna película con mensaje propagandísticos. Viviendo en esta terrible época, supo reflejar en muchos de sus dramas el ambiente de su país, donde el hambre, la violencia y la corrupción estaba a la orden del día en los bajos fondos, así se pueden ver grandes obras como 'El perro rabioso' o la magnífica 'Vivir'.

Akira Kurosawa fue un director que bebió de grandes obras de la literatura y que a su vez influenció a muchos otros. Así por ejemplo, 'El trono de sangre' es una versión de 'Macbeth' o 'Ran' de 'El rey Lear', ambas obras de William Shakespeare. Esta influencia del mundo occidental no era bien vista por sus compatriotas pero en el extranjero eran bien recibido, ya que las historias eran conocidas pero el estilo oriental, o exótico, que el director le daba a las obras eran gratamente recibidas.

Pero como digo, fue un gran influyente en las obras de otros. Como él bebió mucho de los western norteamericanos, más tarde le devolvió al género mucho. Por ejemplo, 'Los siete samuráis', una de sus grandes obras inspiró a 'Los siete magníficos' y a otras obras de diferentes géneros. Además la figura del Ronin, el samurái sin dueño, es clave para entender los western modernos. Aunque ahí no queda toda su influencia, son muchos los grandes directores que ha admitido esto, como Steven Spielberg, Francis Ford Coppola o el mismísimo George Lucas quien basó su gran cinta épica galáctica, como fue 'Star Wars', en una de las cintas del director nipón, 'La fortaleza escondida'.

Kurosawa, además, resucitó de los muertos, metafóricamente hablando o casi. Tras intentar dirigir un film en Estados Unidos junto a David Lean, 'Tora! Tora! Tora!', que termino de forma infructuosa y terrible para la fama extranjera del director nipón, Kurosawa regresó a su país de origen para dirigir el que se podría considerar como primer y único fracaso de taquilla, 'Dodes'ka-den'. Tal fue el varapalo para el director y para su moral que incluso llegó a intentar el suicidio. Pero tras este batacazo, personal y laboral, logró resarcirse gracias a un país inesperado, y es que la Unión Soviética le contrató para realizar otro de sus grandes proyectos y uno de los menos occidentales, 'Dersu Uzala', conocida en España como 'El cazador'. Tras este film, llegaron sus cinco últimas películas donde destaca 'Ran', la que para muchos es la mejor obra del director y de las grandes obras de la historia del cine.

Como muchos otros genios, Akira Kurosawa, tenía su propio método de trabajo y era muy meticuloso y perfeccionista, cosa que le valió para no encajar bien en América. Esa perfección es lo que hizo que sus películas gozaran con un aspecto visual formidable, donde los movimientos de cámara y el ambiente que rodea a los protagonistas cobran gran importancia en su filmografía. Sin duda, un genio que influyó y que todavía seguirá influyendo a muchos. Y este vídeo resume de una forma brillante todo esto último, véanlo y disfruten.