Clasicosis

Off-Hollywood: 'El ángel ebrio'.

- Pobre desgraciado. No son sólo sus pulmones los que están enfermos. Está podrido por dentro. Aparenta ser duro, pero en el fondo se siente solo. Es evidente que le atormenta su conciencia. Sin duda, debe de sufrir mucho.

Ficha: El ángel ebrio.

Parece que poco a poco voy repasando todas las colaboraciones que el gran Akira Kurosawa realizó junto a sus dos grandes actores fetiches Takashi Shimura y Thoshirô Mifune. En 'El ángel ebrio' (Yoidore tenshi, 1948) aparecen ambos actores, cosa que ya puede simbolizar que estamos ante un buen film, pero además es la primera colaboración entre el director y el segundo de los actores, por lo que es una cinta importante para ambos, ya que esta fue la primera de tantas colaboraciones.

Después de una batalla con los criminales rivales, un gángster de poca monta es tratado por un médico alcohólico en el Japón de la posguerra. El médico le diagnostica tuberculosis al joven gángster, y lo convence para comenzar un tratamiento para ello. Los dos disfrutan de una amistad incómoda hasta que el ex jefe del gángster es liberado de la cárcel y trata de hacerse cargo de su banda una vez más.

Además de dirigir, Kurosawa también participó en el desarrollo del guión junto con su amigo Keinosuke Uegusa, y basaron la historia en la vida de un doctor borracho que practica medicina en la zona del mercado negro de Tokio. Históricamente el film está ambientado en la posguerra, un tiempo que el propio director conoció, así se puede ver una sociedad en decadencia, donde la pobreza y el hambre son cosas comunes en las oscuras y sucias calles. El aspecto fuerte de la cinta es precisamente el guión, donde se enfrentan dos polos, por un lado el médico y por otro el gángster, pero como todos ya sabemos por muy diferentes que sean sus mundos, sabemos que los polos opuestos se acercan, así la amistad que se crea entre ambos es incómoda pero intensa.

A mí se me han acabado las palabras para definir a dos grandes actores como son Takeshi Shimura y Toshirô Mifune¸ desde que empecé a ver cine nipón y los conocí quedé impresionado por sus tremendas habilidades. El primero se mete en la piel del inusual doctor, un hombre que conoce muy bien la tuberculosis, famoso por ser experto en tal enfermedad, pero que trabaja con mano dura imponiéndole un estilo de vida a sus pacientes. Esto choca con la forma de ser del segundo, quien vive entre hombres peligrosos, mujeres y alcohol, con una carácter muy fuerte, por lo cual siempre discute con el doctor, no será el mejor paciente de todos.

Otro estupendo film dentro de las filmografías de tres grande figuras del cine asiático, un film altamente recomendable para aquellos que, como yo, disfruten viendo cualquier trabajos de dicho directo o actores.