Clasicosis

Off-Hollywood: 'Inocencia y juventud'.

- ¡Christine!

- ¡No grites! ¡No grites!

- Gritaré si quiero. ¿Quién va a impedírmelo?

Ficha: Inocencia y juventud.

De vuelta a Reino Unido, esta vez para sumergirnos en la filmografía de Alfred Hitchcock y ver una de sus últimas películas realizadas en su país de origen, 'Inocencia y juventud' (Young and Innocent, 1937), aunque en Estados Unidos se conoció como 'The Girl was Young'. El director británico ya se había construido un nombre dentro de la industria del cine, dándose a conocer por realizar películas de suspense como la que hoy repasamos.

Una actriz es asesinada por su ex marido que es celoso de todos sus jóvenes novios. Al día siguiente, el escritor Robert Tisdall (que era uno de esos novio) descubre su cuerpo en la playa. Corre a llamar a la policía, sin embargo, dos testigos piensan que él es el asesino y está escapando. Robert es arrestado, pero debido a una confusión en la corte, se escapa y se da a la fuga con la hija de un agente de policía, Erica, decidido a demostrar su inocencia.

Como era común en esa etapa de su carrera, el guión fue elaborado por Charles Bennet, magnífico guionista que colaboró en innumerables ocasiones con Alfred Hitchcock. Pero el guionista recibió una oferta de la Universal y abandonó la producción, pero el director contaba con otra de sus colaboradoras para terminar, su amada Alma Reville, su esposa. En la cinta se juega con uno de los temas favoritos del director, la falsa culpabilidad de un hombre inocente. Desde el mismo inicio de la película sabemos que el protagonista no es el autor del asesinato, esto hace aumentar la angustia del espectador que ve como el personaje principal es perseguido durante todo el metraje. El film cuenta con todos los elementos que hicieron del realizador uno de los grandes en la historia y por el que le dieron el sobrenombre del maestro del suspense.

Derrick de Marney interpreta al joven escritor que es acusado falsamente del asesinato, y por el que deberá huir hasta poder encontrar la forma de hacer ver a todos de su inocencia. La única persona que le cree es el personaje interpretado por Nova Pilbeam, una joven, hija del jefe de policía, que será su único apoyo para poder sobrevivir en un mundo en el cual todos andan buscándole. Esta joven actriz también interpretó a la pequeña que era secuestrada en la versión británica de 'El hombre que sabia demasiado'.

Como cada vez que os escribo sobre una película de este director, os dejo la imagen donde se le puede ver en pantalla, es decir, su cameo en este gran film, buen ejemplo para introducirse en el cine del realizador.