Clasicosis

Off-Hollywood: 'Ahí está el detalle'.

- Ahí está el detalle.

Ficha: Ahí está el detalle.

Aunque ha sido un tremenda casualidad, el escribir esta semana de 'Ahí está el detalle' lo podríamos utilizar para acordarnos de su actor protagonista, Mario Moreno "Cantinflas", ya que el lunes pasado hizo 22 años desde que falleció y después de tantos años haciendo reír, dejó a México y al resto del mundo tristes por una vez, pero como siempre digo, es otro gran actor que nos dejó muchos momentos de los cuales nunca nos olvidaremos.

El novio de la sirviente de un hombre rico, se mete en la casa con el fin de matar a un perro rabioso. De repente, el propietario aparece y para evitar mayores problemas, se le dice que este hombre es el hermano de su esposa, que había estado perdido durante años. El hombre rico entonces recuerda que el padre de ella en el testamento decía que sólo podía ser pagado cuando todos los hermanos se reunieran, por lo que trata a este, un vago verdadero, como un rey.

El film fue dirigido por Juan Bustillo Oro, uno de los grandes nombres del cine mexicano y con una carrera dilatada y muy prolífica. La cinta es una muy buena película de enredos, lo que en estados unidos se conocía como una screwball comedy, ya que tenemos una historia que no para de ofrecernos situaciones disparatadas donde los diálogos se recitan con gran velocidad, todo en parte gracias a la actitud del actor protagonista. Además, la película nos ofrece un triangulo amoroso que va aumentando miembros y pronto deja de ser un triangulo para convertirse en un cuadrado o incluso un pentágono, que hasta el protagonista a veces anda perdido con todo esta situación que le pilla de imprevisto, ya que él solo quería comer algo escondido en la cocina donde trabaja su "amada".

Cantinflas fue una gran estrella en su país, en los países hispano parlantes y en el mundo entero, y en este film tenemos una de esas interpretaciones que le hicieron famoso y por las que destacó en su trabajó. Él era un liante nato, sus grandes escenas de conversaciones donde juega con la lengua a su gusto y le da mil vueltas a una misma conversación y vuelve loco a sus compañeros de escenas y por culpa de este humor no pudo triunfar en los países angloparlantes.

Todavía recuerdo haber visto muchas de las películas protagonizadas por este magnífico comediantes los domingos en casa de mi abuela y quizás por este recuerdo de infancia le tengo tanto cariño y aún disfruto viendo sus películas y me sigo riendo con todas sus bromas y escenas.