Clasicosis

Off-Hollywood: 'El séptimo sello'.

-Al borde de la vida, el miedo nos hace crear una imagen salvadora y esa imagen es a lo que llamamos Dios.

Ficha: El séptimo sello.

 

Quizás Ingmar Bergman sea uno de los directores que haya creado más discusiones, ya que cuenta con toda una legión de amantes, que aman su forma de hacer cine y de escribir, pero también cuentan con una serie de detractores, que lo consideran un pedante del séptimo arte, o esto es más o menos las opiniones que he podido ver por la red. Yo no estoy posicionado en ninguno de los dos grupos, ya que esta ha sido la primera y única película que he visto del director sueco, pero ya estoy más cerca de amar su cine gracias a este maravilloso film.

La historia está basada a mediados del siglo XIV, tras interminables años de cruzadas, un caballero (Max von Sydow) vuelve a su hogar, Suecia, tras años de lucha. Además, la peste está asolando a toda Europa, allá por donde vayan pueden encontrar su huella moribunda o el miedo hacía esta. Durante un descanso al caballero se le presenta la muerte, pero él para conseguir una prorroga e intentar arrancarle respuestas sobre el sentido de algunas cosas a la muerte, la reta a una partida de ajedrez, así continuará su viaje.

Aunque yo no hubiera visto ninguna película suya, se que estamos ante una de las figuras más aclamadas en el mundo del séptimos arte, además de estar ante una de sus películas más famosas, quizás por la temática principal tratada. Así el film se podría considerar, desde mi punto de vista, un ensayo sobre todas la inquietudes que poseyó Bergman durante su vida, inquietud sobre la muerte, lo más allá a la muerte, la fe, le fidelidad, etc.

Todo ello está llevado de una forma maravillosa, con un gran guión, una dirección magnífica y una fotografía en blanco y negro bellísima. Muchos le achacan un ritmo lento al film, que llega a aburrir, yo me opongo fervientemente a este último, ya que lo de la lentitud en el ritmo no lo puedo negar, pero consigue algo que a otros muchos films les gustaría, y es mantener el mismo ritmo durante toda la totalidad de su metraje. Pero en mi opinión además cuenta con algo que otras muchas películas quisieran tener, una historia que te atrapa, donde además del guión, las imágenes filmadas y el significado de estas, cobran gran importancia, se ve y se nota, que todo lo vemos en pantalla tiene su significado aunque la mayoría de las veces no es todo tan evidente, por lo que se puede tener la sensación de que hace falta un segundo visionado para intentar abarcar todo el significado del film.

Normalmente hablo sobre las actuaciones de los personajes, pero hoy solo puedo decir que Max von Sydow realiza una interpretación muy sobria, siendo la auténtica estrella del film. Así que hoy voy a hacer algo que normalmente no hago, y es profundizar un poco más en el film, ya que he leído una teoría sobre este por la red, que me ha resultado bastante interesante, pero claro, para aquellos que no hayan visto el film, es mejor que dejen de leer este párrafo. De todas formas, voy a ser breve, esa teoría afirma que el caballero y todos los viajeros que acaban acompañándolo, podrían ser considerados la misma persona, solo que cada uno de ellos representaría una aspecto del carácter de una persona, así podríamos ver como evoluciona, se comporta y cuál es el final de cada aspecto de la personalidad, al enfrentarse a la muerte.

Es un film difícil de tratar, yo no puedo decir a ciencia cierta que lo haya comprendido completamente, o por lo menos, comprender todo lo que el director quiso expresar, pero como ocurre siempre, luego cada uno le busca un significado y posiblemente igual de válido para su persona como podría ser otro para otra persona. Pero, de lo que no hay duda alguna, es que estamos ante una obra de dimensiones enormes, que esto no es algo que hay descubierto yo, ya que es considerada por muchos como una auténtica obra maestra de la historia del cine, y por lo menos a mí, me ha entrado ganas de conocer más cine de Ingmar Bergman.