Clasicosis

Cine Clásico: 'La brigada suicida' Tras el dinero falso.

-Este pequeño libro nos va a hacer ganar uno de los mayores casos de fraude a Hacienda desde Capone. No sólo un tema de falsificación de dinero, no, también un caso para la Unidad de Inteligencia.

Ficha: La brigada suicida.

No hace mucho en la sección de remakes hablé de 'La calle sin nombre' vs 'La casa de bambú', dos grandes cintas de cine negro donde el protagonista se tenía que infiltrar en una peligrosa banda de criminales. Pues bien, 'La brigada suicida' (T-Men, 1947) tiene la misma temática, aunque cambia el motivo por el que los personajes se infiltran y la especialidad de los criminales.

Dos agentes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Dennis O'Brien (Dennis O'Keefe) y Tony Genaro (Alfred Ryder), se infiltran en una red de falsificadores que han conseguido un papel demasiado bueno. Poco a poco deberán ganarse la confianza de la banda de falsificadores, aunque el peligro siempre será constante ya que siempre estarán rodeados de personas con mucho peligro.

El film fue dirigido por Anthonny Mann, un director con grandes títulos a sus espaldas, y en esta ocasión monta una compleja organización criminal en la que el líder está muy bien respaldado por su lacayos. A la trama no hay mucho que objetarle, quizás sea demasiado predecible, ya que los protagonistas tendrán que ir sorteando uno problemas tras otras hasta llegar al clímax de la historia. Al igual que hice hace poco vuelvo a esribir algo que podría contener spoilers, así que cualquiera que no haya visto el film será mejor que pase al siguiente párrafo. Al igual que pasaba con 'La viuda negra', el título español de este film creo que da pistas sobre cómo puede salir la operación de los agentes infiltrados que, aunque tenga un buen final, pasarán por graves y hasta mortales problemas.

Como la cinta podría ser catalogada como serie B, los actores están acorde con esta característica, ninguno de ellos puede ser catalogada como estrella del Hollywood clásico. Ninguno de ellos realiza una interpretación digna de mencionar, es Dennis O'Keefe en el que se centra la cinta, ya que es el agente que más éxito tiene en infiltrarse dentro de la banda de falsificadores.

El film es una gran entretenimiento, además se puede ver como una muestra del servicio que el departamento del Tesoro realiza su trabajo para parar el crimen en las calles norteamericanas, así que podría verse como una cinta propagandística para que el público se sintiera a salvo de los peligros de las calles.