Clasicosis

Cine Clásico: 'La legión invencible' La caballería contra los indios.

- ¿Una cinta amarilla? ¿Sabe qué significa en caballería? Un enamorado.

Ficha: La legión invencible.

Hace ya un año, os escribí sobre una película de John Ford llamada 'Fort Apache', con esta película empezó la que más tarde se le conocería como la trilogía de la caballería, siguiendo a ese título el que os traigo hoy, 'La legión invencible' (She Wore a Yellow Ribbon, 1949) donde el director del parche en el ojo se volvió a rodear de grandes colaboradores suyos como eran el actor John Wayne y el guionista Frank S. Nugent.

Después de Custer y la séptima de caballería hayan sido eliminados por los indios, todo el mundo espera lo peor. El capitán Nathan Brittles (John Wayne) es ordenado  para patrullar pero también es obligado a escoltar a Abby Allshard (Mildred Natwick), esposa del oficial al mando de la fortaleza, y su sobrina, la bella Olivia Dandridge (Joanne Dru), que están siendo evacuados por su propia seguridad. Brittles está a sólo unos días de retiro y Olivia ha llamado la atención de dos de los jóvenes oficiales de la caballería, el teniente Flint Cohill (John Agar) y segundo teniente Ross Pennell (Harry Carey Jr.). Ella ha decidido llevar una cinta amarilla en su pelo, una señal de que está enamorada pero se niega a confesar por quien lleva dicha cinta.

Como dije al principio, segundo film del director John Ford centrado en la caballería, en su oficiales y soldados, y como la vida que llevan luchando día a día con los indios puede afectar a sus vidas. Esta vez la historia se centra en un oficial que está a punto de retirarse, pero también parece ser que las diferentes tribus indias se están aliando para luchar contra el hombre blanco, así que en su última semana de trabajo este oficial tendrá que poner su vida en peligro en un viaje difícil. Pese a que esto parece la trama central del film, el título original de la cinta hace referencia a la historia romántica que podemos ver en la película. Una historia romántica a tres bandas, con continuas confrontaciones entre los dos hombres que luchan por el corazón de la misma mujer. Y a todo este le añadimos alguna escena de acción y lucha, y algunos toques de humor que nos da un rudo y bebedor oficial interpretado por Victor McLaglen.

Sorprendido me quedé cuando vi por primera vez a John Wayne con un bigote que para mi opinión no le favorece mucho, pero lo importante es que vuelve a realizar una muy buena interpretación, es uno de esos personajes que le vienen como anillo al dedo. Del resto del reparto, creo que no hay ninguna interpretación que destaque, y es que hacerle sombra a uno de los grandes actores del Hollywood clásico es muy difícil.

Aunque las comparaciones son odiosas, yo he disfrutado más esta segunda película dentro de la trilogía que comenté al principio del artículo, quizás porque la historia sea más entretenida y posea un ritmo más acusado y una mayor acción, pero lo que sí puedo decir sin lugar a duda es que ambas cintas son impresionantes.