Clasicosis

Cine Clásico: 'Camino a Santa Fe', tensión prebélica. Películas en original y doblada incluidas.

- Un día las palabras se convertirán en pistolas.

Ficha: Camino de Santa Fe.

Son una de las parejas más reconocibles del cine clásico y sin embargo hacía mucho que no hablábamos de ellos. Merecen su propia entrada pero eso será en otro momento.  Errol Flynn y Olivia de Havilland son inolvidables, eso es indudable, pero hay un tercero en cuestión que les ayudó a ello. Michael Curtiz dirigió siete de las películas donde ambos coincidieron, y contando con que coincidieron en ocho, es justo decir que es tan importante como los propios actores.

"Camino de Santa Fe" (Santa Fe trail, 1940) no es el título más recordado de este trío aunque no debe ser denostado por ello. Cada uno de sus films nos lleva a un periodo distinto: las Cruzadas, el Oeste, la piratería del s. XVII o la corte isabelina del s. XVI. En esta ocasión viajaremos al ambiente prebélico de 1854.

Jeb Stuart (Errol Flynn) y Gearge Custer (Ronald Reagan) son dos de los soldados que, tras graduarse en West Point, tendrán que dirigirse hacia Kansas para formar parte de las Caballerías que intentan mantener la zona tranquila mientras se construye el ferrocarril que atraviesa el país. En una época en la tensión entre el Norte y el Sur empiezan a ser cada vez más palpable, conoceremos al personaje real John Brown (Raymond Massey). Mártir para unos y extremista para otros, la historia de este abolicionista será contada en esta película.

Aunque no podemos considerarla una película histórica, los hechos narrados y el ambiente que describe nos puede acercar bastante a los años previos a la Guerra de Secesión. Michael Curtiz era un director tremendamente efectivo. Iba al grano y combinaba géneros convirtiendo sus films en un buen entretenimiento, como mínimo. Estamos ante una cinta de aventuras con aire de western y drama donde hay tiempo para el romance y algún hueco para el humor. Es esa combinación la que hace que sintamos que no estamos perdiendo el tiempo viendo la película.

Vuelve a contar con Errol Flynn a la cabeza del reparto a pesar de los quebraderos de cabeza que el actor le producía en los rodajes. Flynn sabía ser el más listo de la clase, ese personaje valiente, arriesgado y conquistador. Su leal amigo será Ronald Reagan, un personaje amable con quien tiene una sana rivalidad cuando intentan conquistar a la misma mujer. Olivia de Havilland tiene poco peso más allá de la trama romántica, algo aislada de la principal. También encontraremos caras conocidas de otros films de Curtiz y compañía como Alan Hale, uno de los secundarios más solicitados de la época. Van Heflin o Raymond Massey son los representantes más destacados del bando contrario.

Estamos ante un título discreto tanto en la filmografía del director como de sus protagonistas. El guion de Robert Buckner no destaca por su astucia o ingenio pero tampoco comete errores, prefiere no arriesgar. Sin embargo, el buen hacer de Curtiz unido al buen trabajo de  Sol Polito en la fotografía, Max Steiner en la música y el carisma de los intérpretes nos entretendrá. Hay veces que no se pide nada más.

 

P.D.: Os dejo la película doblada en castellano.

 

P.D. 2: Os dejo la película en versión original, desgraciadamente sin subtítulos: