Clasicosis

Cine Clásico: 'El hombre del oeste' Vuelve a las andadas.

Yo no tenía una familia, sólo a ese viejo, que me cuidó. Me enseñó a matar y a robar, así que no conocía otra vida. Entonces, un día, maduré. Te conviertes en un ser humano o te pudres como esos tipejos.

Ficha: El hombre del oeste.

Hoy dejamos a un lado el ciclo de Lubitsch, no podemos vivir siempre de él, y vamos con otro director, a un género que creo que el director alemán nunca tocó. Y es que 'El hombre del oeste' (The Man of the West, 1958), como bien se puede intuir, es un western, uno de los últimos el cual participó el actor protagonista de la cinta, Gary Cooper, él cual fallecería nos años después de realizarla, aunque estuvo trabajando hasta casi ese mismo momento.

Un solitario y misterioso forastero, Link (Gary Cooper), es el elegido por su pueblo para transportar el dinero de todos sus vecinos para contratar una maestra, para así poder abrir una escuela. Pero durante su viaje en tren, este será asaltado, y Link quedará en medio de ningún sitio con una bailarina que busca un futuro mejor (Julie London) y un charlatán jugador de cartas con muy mala fama (Arthur O'Connell).

El encargado para sentarse en la silla del director fue el californiano Anthony Mann, quien contó con un guión de Reginald Rose, a quien quizás recuerde por ser el escritor tanto de la historia original, como del guión que fue adaptado para el cine de '12 hombres sin piedad'. Este western tiene una estructura parecida a muchos otros, me refiero a que se centra en la figura de un hombre solitario del cual no sabemos mucho pero aún el público le tiene aprecio y todos saben que, pese a que pueda tener un lado oscuro, él es el bueno. Esta cinta no pasó sin mucha gloria en su época de estreno, pero con el tiempo ha ido ganando prestigio, hasta convertirse en todo un clásico del género.

Un motivo por el cual el film es considerado tan bueno es por su actor principal, un veterano Gary Cooper interpreta de una forma magnífica a Link Jones. Un hombre decente pero que se volverá a encontrar con su pasado, un pasado oscuro y lleno de dolor y soledad. Durante gran parte del metraje, Lee J. Cobb le acompaña, este actor interpreta a un viejo líder de un grupo de pistoleros, los cuales están detrás del atraco al tren. Su interpretación es intensa, ya que es un personaje que vive continuamente en un estado de agresividad.

La cinta merece totalmente la pena, todo un clásico, desde una magnífica dirección a otra gran interpretación de uno de los mejores actores de la historia, esta es una opinión personal. Siendo un film totalmente dinámico que divierte durante todo su metraje, por lo que su casi hora y media de duración pasa en un periquete.