Clasicosis

Cine Clásico: 'Atrapa a un ladrón' Misión complicada.

-He estado esperando todo el día a que mencione usted el beso que le di anoche.

Ficha: Atrapa a un ladrón.

Cuando realizamos el ciclo sobre Alfred Hitchcock hace unos meses, esta film no lo incluíamos, pero ahora que estamos con Cary Grant no podíamos dejar escapar la última colaboración que nos queda por escribir en Clasicosis de estas dos grandes figuras cinematográficas.

El director británico estaba antojado por aquella época de realizar un film ambientado en la costa francesa, y que esta cinta estuviera protagonizada por una de sus grandes divas, Grace Kelly. Pero la actriz en un principio no estaba disponible para este proyecto, cosa que al director no le importó nada y decidió esperarla. Mientras tanto elaboraría el guión con John Michael Hayes, a quien mandó a Francia, a costa del estudio, para que así pudiera conocer el lugar donde se ambientaría 'Atrapa a un ladrón' (To Catch a Thief, 1955).

John "El Gato" Robie (Cary Grant), es un ladrón de joyas ya retirado que vive apartado en una casita cerca de la costa francesa. Pero de pronto se empiezan a producir unos robos en los hoteles más lujosos de la Riviera francesa, y todos tienen la firma de "El Gato", por lo que Robie será el principal sospechoso. Para demostrar que no ha sido él, se dispondrá a atrapar al verdadero ladrón adelantándose a sus pasos, para ello se acerca a las posibles víctimas, así conoce a Francie (Grace Kelly) y su madre (Jessie Royce Landis), además de ser ayudado por el asegurador de las joyas robadas, H.H. Hugson (John Williams).

Lo cierto es que no estamos ante una de mis películas favoritas del maestro del suspense, y no sabría decir muy bien porque. Ya que solo puedo alagar el trabajo final, estamos ante un thriller solvente, que entretiene y mantiene el suspense de una forma magistral. Los diálogos escritos por John Michael Hayes son geniales, siempre jugando con el doble sentido, en especial con las conversaciones que mantienen la pareja protagonista. Y qué decir del  trabajo realizado por Robert Burks, el artífice de fotografía en color espectacular, que consiguió el premio Oscar de ese año. Pero aún así la historia nunca me llega a atrapar, quizás porque, aunque la historia está bien montada, me olía el final, es decir, la identidad del misterioso ladrón que está poniendo en apuros a 'El Gato'.

En esta cinta tenemos unas de las parejas interpretativas favoritas del director británico. La batuta la lleva, sin lugar a duda, Cary Grant, quien realiza otra gran interpretación, a medias entre cómica y dramática. A su lado está la bellísima Grace Kelly,  quien a pesar de que muchos dirán que le faltaba dotes interpretativas, y pueden que tengan razón, creo que Hitchcock siempre supo sacar lo mejor de ella, y está no es ninguna excepción.

Pese a todo lo que yo diga, hay que reconocer que estamos ante uno de los genios del séptimo arte y este es un gran film, que te mantiene entretenido frente a la pantalla y te hace disfrutar de todo un espectáculo lleno de color y grandes paisajes, con grandes actores y actrices.