Clasicosis

Cine Clásico: 'El delator' Arrepentido de por vida.

- Él se castigará a sí mismo por el resto de sus días.

Ficha: El delator.

Hoy en día cualquier blog de cine habla sobre los nominados a los Oscar, ya que en estos días se dio a conocer la lista estos, faltando solo poco más de un mes para que se den a conocer los ganadores. Unos premios a los cuales estuvo nominada está película, 'El delator' (The Informer, 1935), consiguiendo cuatro estatuillas, siendo la gran triunfadora de la octava edición de dichos premios.

Gypo Nolan (Victor McLaglen), fuerte pero no muy brillante, ha sido expulsado de la organización rebelde y se muere de hambre. Cuando se entera de que su novia Katie (Margot Grahame), igualmente indigente, se ha reducido a la prostitución, sucumbe a la tentación y traiciona a su antiguo camarada Frankie (Wallace Ford) a las autoridades británicas para una recompensa 20 libras.

John Ford recibió el Oscar a mejor director por este film, ya que realizó un trabajo esplendido. La cinta basada en Dublín, es un tremendo drama que contiene toquecitos de humor, acción y suspense. Todo gira en torno a Gypo, un personaje por el que pronto la audiencia sentirá aprecio, ya que pese a su apariencia de rudo, se podrá ver que es un buen hombre. El magnífico guión de Dudley Nichols también recibió una estatuilla como la composición musical de Max Steiner, que ayuda a mantener el correcto ambiente de cada escena por las oscuras calles de la ciudad irlandesa. Pese a la traición, no solo hay una,  que es cometida por la situación extrema del personaje, el film nos muestra como la amista, camaradería o el amor.

El último Oscar fue para Victor McLaglen quien está sorprendente en la interpretación del entrañable Gypo. Se podría decir que el personaje es un niño en el cuerpo de todo un hombretón, y como un niño hace algo sin tener en cuenta las posibles consecuencias, las cuales más tarde le sacudirán y de las cuales se intentará librar con más malas acciones, por lo que el personaje entra en un círculo vicioso en el cual es complicado encontrar la salida.

La cinta es puro cine clásico realizada por uno de los grandes genios del séptimo arte, por lo que se disfruta de principio a fin, siendo cada plano una obra de arte, una recomendación absoluta para todos aquellos de desconocieran de la existencia de esta magnífica obra.