Clasicosis

Cine Clásico: 'La espada de Damasco' y sus mágicos poderes.

-Todas las espadas tienen dos filos. Ésta también. Te obedeció a ti, pero me rechazó a mí. Hasta que sepamos algo más, ten cuidado.

Ficha: La espada de Damasco.

El género de aventuras, además de habernos dejado alguna que otra obra maestra del cine, también nos ha dejado una multitud de películas, que pese a algunos "fallos", por decirlo de alguna manera, han sido películas que han llenado nuestras vidas de entretenimiento y 'La espada de Damasco' (The Golden Blade, 1953) creo que es una de ellas.

Harum (Rock Hudson) es un hombre sin miedo dispuesto a vengar la muerte de su padre, para ello deberá ir a Bagdad. Allí se encuentra con Krairuzan (Piper Laurie), una princesa disfrazada como un plebeyo. Harum se encontrará una espada en un pequeña tienda, esta trae unas inscripciones que hace creer que el arma es la famosa espada de Damasco, la cual hace invencible a su portador. Con ella, Harum ayudará a la princesa en el intentó del visir real, Jafar (George Macready), de colocar a su hijo como el califa.

Como alguien que se ha criado viendo los grandes clásicos Disney, no he podido dejar de acordarme de Aladdin, mientras veía esta película, solo hay que cambiar la espada mágica por la lámpara mágica y las tramas se volverán más parecidas, hasta los villanos comparten nombre en ambas cintas. El encargado de dirigir esta obra de aventuras orientales fue Nathan Juran, un hombre que dedicó su carrera a realizar películas de esta clase, aventuras de serie B. Pese a contar con una estrella en el protagonismo del film, no creo que esta sea su mejor obra, ya que la historia se vuelve bastante predecible, pero aún así el film se hace muy dinámico y divertido debido a que está lleno de escenas de acción.

Rock Hudson es, sin duda alguna, el gran nombre de la película, un actor al que, quizás, estamos más acostumbrado a ver en comedias o dramas, interpretando a un galán, por ello, quizás no conseguía ubicarlo del todo en un film de esta talla. El actor, casi siempre acompañado de la bella Piper Laurie, quien es la típica actriz que vemos en esta clase de película, con un registro algo limitado, pero atractiva para lucir un vestuario tan delicado. Además, viendo el film, se me pasó por la cabeza que ella es una actriz con la piel muy clara, como para interpretar a la hija de un califa.

Como dije al principio, sin ser una obra de arte, es una película divertida y llena de acción, que hace que sea un entretenimiento seguro para cualquier amante del cine de aventuras, así que ha disfrutarla.