Clasicosis

Cine Clásico: 'La llamada de la selva' ¿Donde está la selva?

-¿Qué es eso?

-Es nuestra nueva cocinera.

- ¿Dónde la encontraste?

- La gané en una partida de dados.

Ficha: La llamada de la selva.

Después de ver 'La llamada de la selva' (The Call of the Wild, 1935), todavía me hago la misma pregunta que me hago en el título del post, ¿donde vieron los traductores españoles la selva en la película? Es cierto, que en España, somos muy dados a traducir como nos da la gana, pero en esta ocasión parece que se ha colocado una selva en medio de Alaska.

Jack Thornton (Clark Gable) se rencuentra con su amigo Shorty (Jack Oakie), el cual ha pasado un tiempo en la cárcel por abrir correo ajeno, en el cual encontró un mapa hacia un territorio repleto de oro. Ambos se embarcan en un viaje para buscar este lugar, por el camino rescatarán a un perro de ser sacrificado por un arrogante adinerado y a una joven (Loretta Young) de ser devorada por los lobos.

El film dirigido por William A. Wellman, es una adaptación de la obra homónima del novelista norteamericano Jack London, quién os puede recordar también, por ser el escritor de 'Colmillo blanco', historia que me encantaba de niño. El film no se queda solo en una aventura de ansiada búsqueda de oro, con personajes avariciosos y casi enfermizos, que si que los hay. Pero además nos muestra varios tipos de amistad, me refiero a la que hay entre los dos hombres protagonistas, amigos desde hace algún tiempo y que ambos confían el uno en el otro, pero además está la relación del hombre con el perro, como se llegan a necesitar mutuamente para poder sobrevivir y salir adelante. Y si de trasfondo también hay una historia de amor a varias bandas, hacen que la cosa sea aún más interesante. Todo ello con escenas de acción en paisajes nevados de asombrosa belleza.

Una de las mayores estrellas de la época se encargó de protagonizar esta aventura, como ya sabéis fue Clark Gable, quien interpreta un hombre que busca hacerse rico pero de la forma más ligera que pueda, como en el juego no le va bien, se embarca en la aventura de encontrar la mayor cantidad de oro posible. Todo ello acompañado por el personaje que interpreta Jack Oakie, delincuente de poca monta, bebedor y todo un charlatán, es él quien pone los pocos toques de humor que tiene la cinta. La tercera en discordia, es Loretta Young, cuyo personaje sea un poco menos creíble, debido a que la conocemos tras perder a su marido en trágicas circunstancias y de momento parece olvidarlo.

Sin ser una obra de mucha envergadura, hay que reconocer que la película es un entretenimiento de primera clase, y que nada más que por eso, merece la pena darle una oportunidad y disfrutar de ella.