Clasicosis

Cine Clásico: 'Duelo al sol' Guerra entre hermanos.

- No me gusta que me supliquen. Detrás de una súplica hay siempre una mentira.

Ficha: Duelo al sol.

Durante la historia hemos visto a numerosas parejas sentimentales fuera de la pantalla que colaboraron juntos en algunas películas, quizás una de las más famosas sean Katharine Hepburn y Spencer Tracy, quienes trabajaron juntos en grandes cintas. Pero no solo con actores ha sucedido esto, también hemos visto al director italiano Roberto Rossellini, quien se enamoró de la preciosa Ingrid Bergman y la dirigió en algunas de sus películas. Y en el film de hoy, 'Duelo al Sol' (Duel in the Sun, 1946), también podríamos decir que tenemos una pareja de cine, en este caso sería el productor David O. Selznick junto a la actriz Jennifer Jones, a la que cuidó y buscó los mejores proyectos para ella mientras duró el amor.

Cuando su padre es ahorcado por disparar a su esposa y su amante, la mestiza Pearl Chávez (Jennifer Jones) se va a vivir con unos parientes lejanos en Texas. Acogida con beneplácito por Laura Belle y su hijo, el abogado Jesse (Joseph Cotten), y con hostilidad por parte del propietario en silla de ruedas del rancho, el senador Jackson McCanles (Lionel Barrymore), además de contar con el interés lascivo del mujeriego y rebelde hijo menor Lewt (Gregory Peck). Casi de inmediato, las tensiones familiares ya existentes se ven agravadas por la presencia de la joven recién llegada y la forma en que se atrae físicamente con Lewt.

Como era habitual y aunque en los títulos de créditos aparezca King Vidor como director de la cinta, el productor David O. Selznick era un hombre al que le gustaba controlar todos sus proyectos, y con más razón cuando tiene a su amada en el set de rodaje, pero esta actitud dominante le valió alguna enemistad durante su carrera con algunas grandes figuras del cine.

Aunque la cinta cuenta con cierta fama, lo cierto es que a mí no me acabó de convencer, y en parte creo que es porque no es un film que haya envejecido correctamente. Y es que no llego de comprender el comportamiento de los personajes, sobre todo de la protagonista femenina, quien parece que cambia de pensamiento a cada instante, pero siempre toma la decisión que la hará sufrir más, parece que no aprende. Además la actitud de ella, quien quiere aparentar cierta fortaleza, no acaba de cuajar, así siempre está dando mensajes engañosos a aquellos que la rodean. Pero no todo me pareció pesado en el film, la fotografía en color me pareció de una extrema belleza.

En el reparto creo que hay de todo, ya que debido a la complejidad, que no llegué a entender, del personaje de Jennifer Jones hizo que su interpretación me pareciera bastante superflua y demasiada teatral para un film de estas características. Sin embargo, los actores masculinos están todos maravillosamente, empezando por Joseph Cotten, quien quizás aparezca menos en la cinta, siguiendo con Lionel Barrymore, quien interpreta de forma genial al viejo cascarrabias que regenta el rancho. Pero quizás sea Gregory Peck quien más destaque dentro de la película, acostumbrado a verlo en papeles de buenas personas, sorprende verlo en la piel del egoísta e impulsivo Lewt, pero aún así demuestra el gran actor que era.

Me da rabia que una cinta como esta, con un equipo técnico de primera y un elenco que ya le gustaría a muchos, no me haya entusiasmado mucho, pero bueno, ya habéis leído el porqué de mi opinión, ahora os toca a vosotros el contarme el porqué de la vuestra.