Clasicosis

Cine Clásico: 'Tigres del aire' Servicio voluntario.

-No trates de ganar la guerra tú solo.

Ficha: Tigres del aire.

En el cine bélico se puede llegar a ver una gran multitud de escenarios, ya que desgraciadamente, a lo largo de la historia de la humanidad han habido conflictos en todos los rincones del planeta. En esta ocasión nos situamos en China, en pleno marco de la Segunda Guerra Mundial, también se inició la Segunda Guerra Sino-Japonesa, cuando Japón inició la invasión de China por el norte y este de dicho país.

En ese contexto, 'Tigres del aire' (Flying Tigers, 1942), se centra un escuadrón de aviadores estadounidenses y voluntarios que ayudaron a las fuerzas chinas a combatir la invasión nipona, todo ello antes de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Curioso es el film dirigido por David Miller, ya que muestra la vida de un grupo de voluntarios, locos de los altos vuelos, que luchan por una patria que no es la suya. Eso es algo que crea cierto división de opiniones entre los pilotos, ya que hay algunos que solo consideran esto como un trabajo bien pagada, pero de alto riesgo, y hay otros, más puros, que se alistaron para combatir la injusticia. Pese a que el escuadrón es grande, el film se centra en unos pocos personajes, así los vemos pasar por multitud de situaciones, entrenamientos de los nuevos, roces dentro del mismo grupo, batallas aéreas y, por supuesto, como afrontan las pérdidas de algunos miembros del grupo.

El film, pese a no ser producto de uno de los grandes estudios, tuvo a una gran estrella al frente de la cinta, este fue John Wayne. 'El Duque' interpreta a Jim Gordon, capitán de los 'Fying Tigers', un hombre de honor, además de un gran piloto que tiene el respeto de todos sus compañeros y los cuales le siguen allá donde haga falta. John Carroll también aparece en el film, al cual pudimos ver en 'Solo los ángeles tienen alas', otro film sobre aviadores. El actor interpreta al intrépido Woody, uno de esos aviadores natos, pero que debido a su carácter no suele hacer amigos fácilmente. Anna Lee tiene un pequeño papel en el film, como enfermera del escuadrón, además de tener un pequeño romance con el capitán.

El film merece la pena ser visto, el entretenimiento es asegurado, pese a que, quizás, le falte algo de profundidad dramática en la historia, eso sería algo que lo hubiera hecho más interesante. Aún así, nos muestra un lado de la guerra que pocas veces se ha visto en cine, el de los hombres que van a luchar por diferentes creencias, por un país que no es el suyo.