Clasicosis

Cine Clásico: 'Camino del oro' Historia de un robo.

Antes de empezar a felicitarnos, tenemos que recordar... que aún nos quedan por delante 1300 Km. que recorrer. 1300 Km. a través de cualquier poli que haya de aquí a la costa, y vosotros os reís como un par de payasos.

Ficha: Camino del oro

No puedo decir otra cosa, ver 'Camino del oro' (Plunder Road, 1957) ha sido bastante interesante, y no solo porque se trate de una cinta de cine negro de serie B, que siempre es interesante toparte con una obra de ese calibre, pero además, cuando visité la ficha de la película en Filmaffinty, me topé con que ninguna de las personas a las que sigo o ninguna de mis almas gemelas, término que utiliza la web para recomendarte gente con los mismos gustos, habían visto la película, además de que no tenía ningún voto aún. Así que viendo eso, me entró las ganas de probar con el film.

En una noche oscura de lluvia torrencial, cinco hombres llevan a cabo un minucioso plan para robar un tren y conseguir 10 millones de dólares en oro puro, lo que hace que el botín pese casi nueve toneladas. Para poder transportar el botín, lo dividen en tres y lo cargan camuflados en camiones que cruzaran el país hasta la costa para poder escapar y ser ricos para siempre.

Con una película de estas características ocurre algo, y es que no hay ningún nombre que sobresalga por encima de otros, por ejemplo, el director de la cinta es Hubert Cornfield, un hombre que durante su carrera no tiene grandes títulos a sus espaldas, pero si ha llegado a trabajar con grandes del mundo del cine, pero en películas menores. En la mayoría del metraje el film tiene buenas maneras, no es una obra maestra del género, pero entretiene bastante. Además, tiene algunas escenas que están genialmente tratadas, donde prima sobre todo las acciones de los personajes por encima de los diálogos, así en el inicio de la película apenas se podrá oír alguna conversación, tan solo contemplamos como se lleva a cabo el robo. Más tarde, y es lo que pienso que aburre más de la cinta, si podemos oír alguna que otra conversación trivial entre los protagonista, para darles profundidad a los personajes y otorgarles una vida, y si es posible que la audiencia empatice con alguno de ellos, pero debido al corto metraje, quizás esto carezca de importancia.

En el elenco ocurre algo parecido como con el director, no hay ningún gran nombre entre ellos, ya que la mayoría destacaron como secundarios, así como el cabecilla del grupo podemos ver a Gene Raymond, y a su lado dentro de la pandilla de ladrones otros grandes secundarios como Wayne Morris o Elisha Cook jr. al que también pudimos ver en otra cinta sobre un gran robo, 'Atraco perfecto'.

Como he dicho ya, estamos ante un film entretenido, aunque a veces se hace bastante predecible, sobre todo al final, pero esto, para mí, no le quitó diversión al metraje, que como creo que también he puntualizado, es cortito, así que una recomendación para cualquier rato en el que se quiera disfrutar de un film de bajo presupuesto.