Clasicosis

Cine Clásico: 'La mujer de las dos caras' y la última de Garbo.

- La gente buena nos necesita ¿no crees? Para contrastar.

Ficha: La mujer de las dos caras.

Que un actor se retira es un cuento que oímos a menudo, pero pocos se mantienen firmes en la decisión. Y menos cuando eres una de las mayores estrellas del momento. Sin embargo, si algo caracterizó a Greta Garbo es que era distinta al resto. Tras el estreno de este film dijo que se retiraba y lo cumplió hasta que falleció casi cinco décadas después. Existen muchas elucubraciones sobre lo que le llevó a tomar tal decisión. La más famosa es que no quería que sus admiradores la vieran envejecer. Y lo consiguió, prácticamente no hay imágenes de ella (al menos consentidas) posteriores a este año. Otra teoría dice que fueron las malas críticas a esta película la que la llevaron al retiro, sin embargo, parecería todo un riesgo ya que tan solo dos años antes había hecho una de sus mejores películas, "Ninotchka".

Simplificar la decisión de Garbo a una de estas dos opciones sería un error. También influía que Garbo no disfrutaba de la vida en Hollywood, que había filmado 28 films en 16 años o que sus películas funcionaban mejor en Europa, la cual en ese momento estaba en plena Segunda Guerra Mundial. Podríamos seguir elucubrando pero la única certeza que tenemos es que "La mujer de las dos caras" (Two-faced woman, 1941) fue su última aparación en la gran pantalla y en ella nos vamos a centar.

Larry Blake (Melvyn Douglas) es una editor de revistas que se encuentra de vacaciones en una estación de sky. Allí conocerá a Karin (Greta Garbo) y se casarán al instante. Ambos son opuestos el uno al otro y al dia siguiente a la boda él vuelve a Nueva York mientras ella se queda en la montaña. Semanas después, Karin irá a la gran manzana haciéndose pasar por su hermana gemela.

La premisa es de manual de screwball. Recuerda incluso a "Las tres noches de Eva" , también de 1941. Está dirigida por George Cukor , quien tiene auténticas joyas de la comedia en su haber y protagonizada por Garbo y Douglas, quienes habían coincidido en la ya nombrada "Ninotchka". Y sin embargo el film no funciona. Podemos ir a por los guionistas y nos encontramos a Salka Viertel quien colaboraba en muchísimos guiones de su amiga Garbo, a George Oppenheimer quien entre otras comedias tiene "Un día en las carreras" de los hermanos Marx y a S. N. Behrman, guionista de "Quo Vadis o "La reina Cristina de Suecia" entre otros. Culparles a ellos tampoco sería justo pero seguimos sin que el film funcione.

La Metro Goldwin Mayer decidió que tras el éxito de "la divina" en la comedia de Lubitsch tenían que explotar esa vertiente y por ello encargó esta película. "Ninotchka" centraba su humor en ridiculizar el capitalismo y el comunismo, no era una comedia romántica y eso parece que se les escapó a los jefes de los estudios. Hubo pocas grandes estrellas que dominasen y tuviesen éxito tanto en drama como en comedia, quizás Katharine Hepburn Barbara Stanwyck fuesen las que mejor lo hicieron. Greta Garbo no entraba en el grupo, se la ve algo fuera de lugar e incluso incómoda y eso le llega al espectador. Cukor tiene un guion muy sencillo donde hay mucha situación de enredo pero muy poco humor y ante eso poco puede hacer. Sin chispa y bastante previsible (aunque eso en otras comedias no importe) se queda en un entretenimiento simplón.

Es una pena que la despedida de quien fue un icono en los comienzos del cine sea tan insulso. Afortunadamente, la misteriosa Garbo no será recordada por películas como ésta, que siendo francos todo actor tiene en su haber. Un film que vistos los nombres de los involucrados, en teoría debería funcionar pero que en la práctica resultó fallida. Es el riesgo de querer explotar la gallina de los huevos de oro, una manía de los estudios cinematográficos de ayer, hoy y de siempre.