Clasicosis

Cine Clásico: 'Atrapados' El amor puede ser complicado.

- ¿Por qué no te vuelves? Sabes que estoy aquí. ¡Mírame! ¡Mira lo que compraste!

Ficha: Atrapados.

Tras un pequeño parón en el blog, volvemos con un estupendo drama, 'Atrapados' (Caught, 1949). Una cinta que, aunque sea una producción norteamericana, posee ciertos puntos de vistas europeos, ya que el director es alemán y uno de los protagonistas es inglés, así que estamos ante una cinta bastante internacional.

Leonora Eames (Barbara Bel Geddes) una mujer con un vida muy humilde, consigue el millonario Smith Ohlrig (Robert Ryan) se fije en ella. Sin apenas una relación juntos se casan, todo parece un sueño para ella, pero pronto verá que esto está muy lejos de la realidad, Smith parece un demente que solo le importa proteger su capital. Ella deja la casa del millonario y vuelve a trabajar, ahí es donde conoce al Dr. Quinada (James Mason), ambos parece que se atraen, pero el Sr. Ohlrig aún no ha salido de escena completamente.

El director alemán Max Ophüls fue el encargado de dirigir esta historia. A simple vista parece que la historia es un triangulo amoroso simple, pero nada más lejos de la realidad, la cinta se va oscureciendo conforme pasa el metraje, incluyendo alguna escena realmente dura al final de la película. El personaje femenino es el responsable de que la historia avance, es ella quien debe decidir qué clase de vida quiere llevar, una vida cómoda sin preocupación económica pero con un hombre con un temperamento terrible o una vida más humilde, donde debe medir el dinero que gana trabajando, pero en la que ella es dueña de su destino. Aunque cada uno tendrá claro que opción escogería, en el film la cosa se complica terriblemente.

Barbara Bel Geddes fue la elegida para meterse en la piel de Leonora, una actriz que tuvo una vida más televisiva o de secundaria en el cine. Quizás la actriz no dé la talla junto a sus compañeros, pero su actitud frágil hace que su interpretación sea más creíble. El encargado de meterse en la piel del excéntrico millonario fue Robert Ryan, el actor hace posible que el espectador se encuentre incomodo cada vez que su personaje aparezca en pantalla, ya que nunca se sabe de qué humor se encontrará. James Mason interpreta al Dr. Quinada, un hombre que trabaja con niños en una pequeña clínica y hasta que Leonora entra en su vida, el trabajo era su única vida, pero con ella todo cambiará.

Estamos ante un fantástico melodrama, al que merece la pena darle una oportunidad, ya que saca a relucir lo mejor y lo peor del ser humano. Además cuenta con unos protagonistas bastantes convincentes, sobre todo los protagonistas masculinos.