Clasicosis

Cine Clásico: 'El mago de Oz' Cumple 75 años.

- Toto, tengo el presentimiento de que ya no estamos en Kansas.

Ficha: El mago de Oz.

Ya es hora de que en Clasicosis le dediquemos unas líneas a uno de los grandes clásicos del cine de todos los tiempos. Una película que ha marcado a multitud de generaciones  desde el momento de su estreno. Y no hay mejor momento para hacerlo que acordarnos en el momento en el que se celebran los tres cuartos de siglo desde su estreno. Así es, hace 75 años que se pudo ver en la gran pantalla 'El mago de Oz' (The Wizard of Oz, 1939).

En esta encantadora película basada en las populares historias de L. Frank Baum, Dorothy y su perro Toto se encuentran atrapados en el camino de un tornado y de alguna manera terminan en la tierra de Oz. Aquí se encuentran con algunos amigos memorables y enemigos en su camino para conocer  al Mago de Oz, que dice todo el mundo que puede ayudarla a regresar a casa y, posiblemente, conceder a sus nuevos amigos sus objetivos de un cerebro, un corazón y el coraje.

Aunque hubo mucha controversia en el apartado de dirección del film, al final el nombre que podemos ver en los títulos de créditos es el de Victor Fleming. Pero aún con todo esto, el resultado final fue una película realmente influyente y muy dinámica. Además de ser todo un espectáculo visual, para la época, todo empieza en un tonos sepias, pero de momento en la pantalla se volverá muy colorida en cuanto los protagonistas lleguen al mágico mundo de Oz. Toda la cinta pasa en un abrir y cerrar de ojos, en un tono alegre y con sus momentos musicales, algunos de ellos han pasado a ser como mitos de la historia de cine, además que la película tenga sus enseñanzas hace que sea una película perfecta para ver cuando eres niño y poder disfrutarla en familia, como lo hice yo.

Una joven Judy Garland fue la elegida para meterse en la piel de Dorothy, una actriz con algunas facciones infantiles pero sobre todo perfecta por sus faceta artística. El magnífico Frank Morgan interpretó a varios personajes, pero entre ellos uno de los importantes, el poderoso mago de Oz, con su aspecto bonachón, pero además de pillo, hace que sea perfecto para el papel. El trío formado por Ray Bolger, Bert Lahr y Jack Haley, también interpretan a varios personajes, pero los más conocidos son el espantapájaros, el león y el hombre de hojalata, respectivamente. Ellos son los que dan el humor a la película, sobre todo el primero, que siempre fue mi preferido de pequeño.

Todo un clásico que hay que disfrutar de joven, en mi opinión, ya que si la ves de adulto sin haberla visto en tu juventud, quizás sea una cinta demasiado infantil, no te va a recordar esos momentos entrañables de la infancia, pero aún así sigue siendo una película que habría que ver alguna vez en la vida y disfrutar enteramente de ella, de su historia, sus momentos musicales, su dirección artística, vestuario y maquillaje, este último dio bastantes problemas para algunos actores, pero el resultado mereció la pena.