Clasicosis

Cine Clásico: 'La americanización de Emily' Historia de un cobarde.

- Creía que le gustaban los héroes. Yo soy un perfecto cobarde, cariño.

- Es tu cualidad más atractiva. Me cansé de los héroes. Los hombres que he amado han muerto en esta guerra. No te atraparán nunca en un tiroteo. De eso estoy segura.

Ficha: La americanización de Emily.

En lo que llevamos de año ya nos han dejado algunas figuras importantes de la época clásica del cine. Quizás una de las más sonadas pérdidas sea la de Lauren Bacall hace unas semanas. Pero en el mes de Julio, a la de edad de 86 años, fallecía James Garner, protagonista de 'La americanización de Emily' (The Americanization of Emily, 1964). Dicho actor decía que este film era su favorito de todos los que él realizó, así que sirva dichas líneas como un pequeño homenaje.

Charlie Madison (James Garner) es un oficial de la marina estadounidense cuya principal misión es hacer la vida lo más cómoda posible a su superior, quien es uno de los partícipes del Día D. Él está cómodo en esa posición, donde está rodeado de lujo y lejos de la batalla, ya que se considera a sí mismo un cobarde sin remedio. Pero todo cambiará cuando se enamora de una viuda británica y su superior le ordene realizar una misión que puede poner su vida en riesgo.

En un principio no sabía con qué clase de película me iba encontrar. Arthur Hiller siendo un director con una extensa carrera en televisión, solo conocía algunas películas más modernas, así que iba un poco a ciegas, pero he quedado más que contento con el visionado. Con un toque de comedia muy peculiar, pero efectivo, la cinta trata diferentes temas, todo ello ambientado a días previos de uno de los días más importantes de la Segunda Guerra Mundial. Así, además de ver la valentía o cobardía de oficiales y soldados, también vemos como funciona la cadena de mando, y que puede pasar si un oficial importante no está en su cabales cuando debe dar órdenes de vida o muerte. Todo ello alrededor de una historia de amor también algo peculiar, donde las cosas ocurren muy deprisa, quizás debido a la guerra, entre dos personas que parece que no tienen nada que ver, son dos personas culturalmente diferentes.

Como ya he dicho James Garner interpreta a Charlie, un hombre seguro de sí mismo y que sabe muy bien como es, es un cobarde y no tiene miedo de dejarse ver como tal, todas sus reacciones a todo lo que le pasa son realmente divertidas, aunque algunas veces parece más bien que es mejor reír que llorar. La mujer británica de la cual se enamora está interpretada por Julie Andrews, una mujer también muy segura de sí misma, pero que demuestra una actitud desafiante y siempre a la defensiva. James Coburn es el tercero en discordia, compañero y mejor amigo de Charlie, es el compañero de aventuras del protagonista, aunque él quiere realmente participar en el conflicto pero por problemas físicos nunca le dejaron, pero ahora tiene la oportunidad.

Una cinta interesante donde se puede ver desde otro punto de vista uno de los días más importantes y tristes, por la cantidad de vidas que se quedaron en las playas de Francia, de la historia. Creo que merece la pena darle una oportunidad para un visionado.