Clasicosis

Cine Clásico: 'Amor que mata' Obsesión enfermiza.

- No supe lo aburrida que era mi vida hasta que te conocí. David, quiero monopolizarte. O lo que sea que hace la gente cuando no quiere compartir al otro con nadie.

Ficha: Amor que mata.

Antes de empezar con 'Amor que mata' (Possessed, 1947) hagamos una aclaración con otra película que también protagoniza Joan Crawford y que casualmente posee el mismo título en la versión original que esta cinta, aunque esta sea la única coincidencia. Aquella cinta es una producción de 1931 y la protagonizaba junto a Clark Gable.

Una mujer aturdida camina por las calles de Los Ángeles en busca de un hombre llamado David. Después de colapsar en un restaurante, es trasladada a un hospital psiquiátrica cercano. Mediante flashbacks revelan su obsesión por David, quien era una amigo del dueño de la casa donde ella trabajaba como enfermera para la esposa enferma del propietario.

El director de origen alemán Curtis Bernhardt fue quien se puso tras las cámaras para llevar este proyecto a la gran pantalla. Y lo cierto es que consiguió realizar un gran trabajo, aunque los acontecimientos son bastantes predecibles, estos no son lo realmente importante de la historia. Lo que realmente hace interesante al metraje son la composición de los personajes, como cada uno queda perfectamente definidos, cosa que hace que nos imaginemos que es lo que pueden hacer a continuación. La relación entre los cuatro personajes principales, donde podemos ver un triangulo entre ellos, y en medio de este estaría Louise, el personaje protagonista, esta relación entre todos es realmente interesante.

Veamos cómo funciona el triangulo anteriormente citado. En uno de los vértices está Raymond Massey quien interpreta al dueño de la casa donde trabaja la protagonista, aunque no se conoce del todo parece un hombre poderoso y seguro, aunque tiene un aire misterioso.  Por otro lado está Van Heflin, vecino de este y el hombre del cual se enamora la protagonista, él es un hombre que busca triunfar, él sabe lo que quiere y enamorarse de Louise no es una de ellas. En el último vértice podemos encontrar a Geraldine Brooks, quien interpreta a la hija del primero y también es una chica que desde pequeña está enamorada del segundo. En el centro de este triangulo está la protagonista indiscutible, Joan Crawford. Una mujer aparentemente débil y perturbada debido al rechazo de su amado.

Un film bastante interesante donde la piscología de los personajes es lo que mayor desarrollado está y hace que la cinta sea muy interesante, aunque no sea una cinta de cine negro que haya destacado en la historia del género.