Clasicosis

Cine Clásico: 'El luchador de Kentucky' Forastero enamorado.

- No disparará, ¿verdad, John Breen?

- No lo sé. Pero es un buen momento para averiguarlo.

Ficha: El luchador de Kentucky.

Creo que hacía tiempo que no escribíamos sobre una película protagonizada por John Wayne en el blog. Hoy nos centramos en 'El luchador de Kentucky' (The Fighting Kentuckian, 1949) que, aunque esté clasificada como un western, no creo que sea una película típica de dicho género. Más bien estamos ante un drama situado en una época donde los pistoleros son la orden del día, pero que en ocasiones llega a parecer hasta un drama romántico.

Tras la derrota de Waterloo de Napoleón y el exilio de sus oficiales y sus familias de Francia, el congreso de Estados Unidos, en 1817, concedió cuatro municipios en el territorio de Alabama para los exiliados. Liderados por el coronel Georges Geraud y el general Paul DeMarchand, los colonos que lucharon han hecho una comunidad próspera, llamado Demopolis. En un viaje de compras a Mobile, Fleurette DeMarchand (Vera Ralston), la hija del General, conoce a John Breen (John Wayne), un fusilero Kentucky, que se desvía de su regimiento a través Demopolis para cortejarla. Pero Fleurette, a pesar de su deseo de casarse por amor, debe inclinarse a las necesidades de sus compañeros de exilio, que están a merced de los ricos como Blake Randolph, quien la quiere como su novia. Pero John Breen no tiene ninguna intención de permitir de que eso suceda, dimite de su regimiento, y ocupa la lucha contra Randolph y sus mercenarios.

La cinta fue escrita y dirigida por George Waggner, a quien quizás recuerden por ser el director de 'El hombre lobo', film de terror clásico de la Universal. En esta ocasión contó con uno de los grandes actores de su época para contarnos una historia de amor en un ambiente hostil, donde la mezcla de las clases sociales es lo más destacable. Por un lado está los sofisticados exiliados franceses, quienes representan a una clase social alta, con un educación y buenos modales. Por otro lado están los americanos ricos y de clase alta, quienes se relacionan y tienen negocios con los anteriores. Y por último están los soldados de Kentucky, quienes están representado por el actor protagonistas, son hombres rudos y, cuando están en grupo, los modales destacan por su ausencia. Así que las relaciones que se dan entre estos son interesantes, además del trío romántico que se forma donde cada clase social nombrada anteriormente está representada por cada persona del trío.

Claro está que en una cinta como está John Wayne se encuentra como pez en el agua, como parte del pelotón de Kentucky, es uno de los personajes más civilizados de entre los suyos, por ello es capaz de enamorar a la dama. Es un hombre que sabe de qué mundo viene, pero sabe cómo comportarse frene a cualquiera. Vera Ralston fue la coprotagonista femenina, quizá poco conocida y por ello su compañero la acusó de ser la razón del fracaso de la película. La sorpresa del elenco es Oliver Hardy, sin su eterno compañero de comedia, su personaje es quien le pone el punto cómico de la cinta, siendo la mano derecha del protagonista masculino.

En mi opinión es un film poco ttranscendenta,l quizás la historia necesite un poco más de "gancho" para que interese a la audiencia, ya que, quizás, la mayor parte del público espere un western clásico con algo de acción, pero al final nos encontramos con un producto completamente diferente.