Clasicosis

Cine Clásico: 'Soy un fugitivo' y un superviviente.

- Tengo hambre. ¿Cómo recibirías una hamburguesa?

- ¿Cómo recibiría una hamburguesa? Le daría la mano a la Sra. Hamburguesa y diría... "Amiga, hacía mucho pero mucho tiempo que no nos veíamos."

Ficha: Soy un fugitivo.

Difícil puede resultar clasificar a 'Soy un fugitivo' (I am a fugitive from a chain gang, 1932), ya que en algunas web he leído que la metían dentro del cine negro, pero lo cierto es que, en mi opinión, no me acaba de encajar dentro de dicho género. Podría ser un drama carcelario, aunque también es cierto que gran parte del metraje no se desarrolla en prisión, aunque si la mayoría, pero bueno, en definitiva, no importan las etiquetas, tan solo que estamos ante un excelente film.

Acabado de regresar de la lucha en la Primera Guerra Mundial, James Allen (Paul Muni) no quiere asentarse en una vida monótona y decide ponerse en camino para encontrar su fortuna. Viaja por todo lo largo y ancho de Estados Unidos. Cuando los tiempos se ponen difíciles y mientras se encuentra viviendo en un refugio,  un desconocido sugiere que vayan a por una hamburguesa. Pero su compañero lo realmente tiene en mente es robar la cena y Allen pronto se encuentra realizando trabajos forzosos encadenado en una prisión. Allen logra escapar y se dirige a Chicago, donde trabajando duro y poco a poco se convierte en uno de los ingenieros más respetados de la ciudad. Pero su pasado no olvida y llega para saldar las cuentas con él.

Estupendo film el que completó en la dirección Mervyn LeRoy, quien sabe cómo tratar la cinta en cada momento. Así tenemos momentos de intriga y acción, en la parte del metraje en el que el protagonista está en prisión y decide escapar porque cree que se ha cometido una injustica con su caso, aunque sea cierto siempre se ha dicho que las prisiones están llenas de personas inocentes. Además el film nos muestra momentos de camaradería que se forman dentro da la cárcel entre los propios prisioneros y, aunque en un tono más secundario, momentos románticos entre el protagonista y algunas mujeres que se le van cruzando en el camino. Pero el film también se puede ver, aunque no creo que tenga esa intención, como una cinta que denuncia el deplorable trato que tenían algunos hombres en el tiempo que cumplían condena, donde los maltratos y las cadenas estaban a la orden del día en algunos estados de los Estados Unidos.

Dentro del elenco no hay nadie en la cinta que le pueda hacer sombra al magnífico Paul Muni, quien estuvo nominado al Oscar por su actuación. Su personaje es un hombre de bien, héroe de guerra que tan solo busca establecerse de nuevo en la sociedad pero sin volver al trabajo que odiaba antes de su servicio militar, pero la mala suerte se le cruza en su camino y lo sitúa en el momento equivocado y en el lugar equivocado, el resto es ya historia.

Un film que bien merece un visionado por todo aquel que ame el cine clásico y si estás en este blog es porque eres uno de ellos. La historia es inmejorable, es intensa y vibrante, enganchando al espectador desde el minuto uno hasta el final del metraje.