Clasicosis

Cine Clásico: 'A través de la noche' vienen a conquistar.

- Reconozco la cara, pero no sé de dónde.

Ficha: A través de la noche.

En tiempo de guerra, el cine siempre  ha sido utilizado como una herramienta mostrar la cara que cada bando quisiese mostrar, propaganda para hablar bien claro. Aunque ' A través de la noche' (All through the night, 1941) no es una película bélica, si fue realizada mientras la Segunda Guerra Mundial se llevaba a cabo y sin salir de Estados Unidos realiza la función propagandística a las mil maravillas.

Un famoso jugador, "Gloves" Donahue (Humphrey Bogart), quiere encontrar a quien mató al panadero de su tarta de queso favorita. Él ve a la cantante de un club nocturno, Leda Hamilton, dejando la panadería. Cuando la pareja de su jefe de Marty, Joe, es asesinado, Leda y su acompañante Pepi desaparecen. Resulta que debajo de todo el misterio hay una banda de agentes nazis que planean explotar un buque de guerra en el puerto de Nueva York.

En un inicio el film de Vincent Sherman tan solo parece un thriller sin más, donde hay un asesinato y un enigma por descifrar, aunque toda la audiencia conoce la cara del asesino. Pero no es hasta avanzado el metraje cuando descubrimos que detrás de todo hay un complot nazi desarrollándose. Los nazis no necesitaban ninguna ayuda para ser odiados por el resto del mundo, pero esta clase de películas en las que se muestran intentando atacar otros países ayudan para que los jóvenes se levanten y busquen un lugar en el ejército de su país. Por lo demás, el film transcurre sin pena ni gloria, es buen entretenimiento, pero la historia avanza de un forma correcta sin mucho sobresalto.

El film está genialmente comandado por Humphrey Bogart en uno de esos papeles que le vienen como anillo al dedo y de lo que le hicieron ser el mito que es hoy en día. Su personaje es un jugador de poca monta que dirige una pequeña banda en un pequeño barrio, pero que conoce bien cómo funciona el mundo. En el bando contrario, liderando todo está Conrad Veidt, actor de origen alemán que quizás recuerden de la magnífica cinta 'El gabinete del Dr. Caligari'. Peter Lorre y Jane Darwell actúan como secundarios de lujo. El primero es el asesino del que hablaba antes, un hombre tranquilo pero sin ningún escrúpulo. Y la segunda interpreta a la madre del protagonista principal y en algunas ocasiones es la que pone un leve toque de humor a la película.

Un buen film sin más, lo que sean amantes del género o de Bogart, lo disfrutaran más, el resto puede que vean a su historia demasiado predecible y llena de artificios para poder disfrutarla correctamente, pero creo que es altamente disfrutable de todas formas.