Clasicosis

Cine clásico: ‘Su juego favorito’ Historia de una farsa.

- Como dijo nuestro gran jefe Confucio: “Obtendrás tu mayores bienes si obedeces a la voz del que te alimenta”.

- ¿Confucio? ¿Creí que era chino?

- Chino-Indio.

Ficha: Su juego favorito.

Hay películas que pueden marcar a una persona, pero también las hay que pueden marcar a toda una familia. De la que os hablo hoy, puede ser la que más éxito ha tenido en todos los miembros de mi familia, y es que cuando hay miembros que practican la pesca deportiva, están en clubes de pesca, viajan para campeonatos y además, cuando el padre es el actual presidente de la Federación Andaluza de Pesca Deportiva, una película que trate sobre ese deporte va a gustar seguro, y sobre todo, cuando es una comedia tan divertida como Su juego favorito.

Roger Willoughby (Rock Hudson), es un supuesto experto en pesca, que trabaja para una tienda dedicada a este deporte, donde es toda una celebridad. Todo le iba bien hasta que aparece en su vida dos mujeres, Abigail (Paula Prentiss) e Isolde ‘Easy’ (Maria Perschy), que le proponen al dueño de la tienda, que su vendedor estrella participe en un campeonato de pesca, siendo un experto no habría problemas, solo que hay un detalle que hace esto más difícil, Roger no ha pescado en su vida. Como a su jefe le ha encantado la idea, Roger debe ingeniar un plan junto a sus nuevas amigas, para aprender a pescar en una semana y así no parecer un impostor.

Con esta película, Howard Hawks nos presenta otra screwball comedy al más puro estilo La fiera de mi niña. El film alcanza un ritmo genial desde el principio, donde sketch tras sketch, vemos las andanzas de nuestro protagonista. Así tras fondos falsos en estudio y escenarios reales, Hawks nos enseña como un mentiroso hará todo lo posible porque no se conozca su secreto. Además el film cuenta con la colaboración musical de Henry Mancini, que aunque no sea su mejor trabajo, la verdad es ayuda a crear un ambiente divertido en las escenas, sobre todo en las que aparece Roger pescando.

Pese a que cuando era un poco más joven, creía que el papel lo protagonizaba Cary Grant, que tiene cierto aire a Rock Hudson, y aunque para mí, siempre considero a Grant como el más idóneo para este tipo de comedias, esta vez no me lo imagino en el papel de Roger, sin embargo Hudson me encanta, tiene ese estilo de hombre elegante, galán, que tiene que cambiar su forma de actuar para adaptarse al lago y al bosque. Por otro lado tenemos a Paula Prentiss, que pese a ser una desconocida para mi, ya que no puedo recordar otra película suya, me parece que tiene una interpretación muy divertida, con su personaje Abigail, que es una embaucadora, que utiliza sus armas de mujer para estar siempre metiendo a Roger en un lío tras otro. Pero sin duda, el personaje que se lleva la palma es el interpretado por Norman Alden, un indio, o americano nativo, un poco peculiar, con el que Roger tendrá sus más y sus menos, pero es un personaje indudablemente divertido.

Si os gusto Arsénico por compasión o La fiera de mi niña, esta también te gustará, aunque puede resultar un poco inferior a las citadas, pero lo cierto es que, es igualmente divertida, llena de personajes carismáticos y con escenas de comedias brillantes, una buena opción para pasar un rato agradable pero viendo buen cine.