Clasicosis

Cine clásico: ‘Mogambo’ Las damas sacan las garras.

-Yo no sé lo que pasaría en la selva, pero aquí en el porche me pareció que la dama también corría peligro.

Ficha: Mogambo.

Parece que estoy empeñado de hablar de las películas de John Ford fuera del género de western, después de hablar de Escrito bajo el sol, un drama con John Wayne, hoy nos metemos en otro drama con tintes aventureros, un film que no interesaba en nada al director, ni los protagonistas, ni la historia le llamaban la atención al gran director norteamericano. Pero esto no es motivo para que le saliera un film redondo, en el que la historia y la tensión entre los personajes están brillantemente dirigidas.

Victor Marswell (Clark Gable) es un cazador asentado en África, donde trabaja. Su paz se verá truncada con la llegada de Eloise Kelly (Ava Gardner), una actriz de dudoso pasado, y Linda Nordley (Grace Kelly), esposa de un científico que ha contratado a Victor como guía para estudiar los gorilas. Ambas mujeres se verán atraídas por el cazador y empezarán una lucha por ver quién de las dos lo puede conquistar.

El hombre del parche pese a su poco interés, consigue introducirnos de lleno en lo profundo del salvaje África, pero además de estar rodeados de animales peligrosos que estarían dispuestos a devorarse unos a otros, seremos testigos de otra lucha entre depredadores, la lucha de dos mujeres por el amor de un hombre, en la que ambas serán capaces de hacer cualquier cosa por denigrar la imagen de su oponente frente al varonil cazador.

Lo único que le interesaba a John Ford, era el lugar, que lo veía como tomarse unas vacaciones tropicales, pero no iba a ser tan sencillo, ya que estaban en un territorio salvaje, donde era fácil pillar alguna enfermedad y estaban rodeado de los pueblos nativos, por esto el director siempre iba armado, ya que no se fiaba de ellos. Además decidió no rodar ninguna escena con animales, que fueron realizadas por el equipo B, por llamarlo de alguna manera. Pero como he dicho el resultado merece la pena verlo, un drama amoroso con toques cómicos ambientados en lugares preciosos, ya que se podrán ver paisajes maravillosos, donde se observa la inmensidad del ambiente por delante de la del hombre.

Pero pese a todo, lo más atractivo del film es el trío protagonista, que nos regalan unas increíbles interpretaciones de unos personajes muy interesantes. Empezando por Gable que ya interpretó el personaje protagonista en Tierra de pasión, film en el cual se basa este. Pese a la edad del actor, se puede ver que se conserva bien, y no deleita con una interpretación muy sólida, claro está que es un personaje típico de la época, un hombre muy duro, que apenas muestra sentimientos frente a las mujeres, pero que al final de todo se puede ver que también tiene corazón.

Las auténticas estrellas de la película son ellas, y la academia los también lo vio, ya que ambas estuvieron nominadas a los Oscars, Gradner en la categoría de actriz principal y Kelly en la de secundaria. Pese a las limitaciones de esta última para la interpretación, la verdad es que a mí me convence en casi todo lo que he visto de ella, y es que sus personajes no suelen ser muy complejos, su personaje es una mujer valiente encerrado en la carcasa de una mujer sumisa, pero ella se atreve a serle infiel a su marido para poder estar con Victor. Pero sin duda alguna, el duelo interpretativo, ya que el resultado del otro duelo no lo voy a contar, se lo lleva Ava Gardner, que el papel está hecho a medida para ella, una mujer abierta, descarada, a la que no le importa decir lo que piensa pero de una forma muy sutil, para que no se vea que está insultando directamente.

Normalmente las curiosidades de la película las contamos en la ficha, pero hoy voy a realizar una excepción y voy a contar algo aquí, que demuestra en España hemos sido siempre unos chapuceros. Cuando se estrenó por primera la película en nuestro país, los censores vieron demasiado descarado la actitud de Kelly en la película cometiendo la infidelidad, así que se decidió alterar el doblaje de la película para que la pareja en vez de ser un matrimonio, fuesen hermanos. Mirándolo así puede parecer lógico, pero claro el comportamiento en la pantalla era de un matrimonio, así que el resultado quedó más raro aún, ya que los hermanos dormían juntos y se mostraban muy cariñosos. Por suerte, este despropósito se arregló en 1970 cuando el film fue reestrenado.

Sin ser de las obras más aclamadas de Ford, Mogambo consigue entretener bastante, y por sus protagonistas, las conversaciones tensas que estos tienen y la belleza de sus imágenes, merece totalmente la pena realizar un visionado de esta.