Clasicosis

Cine clásico: ‘Cantando bajo la lluvia’ La felicidad hecha película.

-Dignidad, siempre dignidad.

Ficha: Cantando bajo la lluvia.

Siempre empezamos a escribir sin más sobre la película, personaje, actor, director o actriz correspondiente, pero hoy, por eso de ser el último día del año, que mejor que empezar con un video, para desearos a todos los buenos días. Y es que hoy, al igual que el miércoles, os traigo una de mis películas favoritas, en esta ocasión un musical, o más bien El Musical, por ser uno de los más famosos y, porque quien no ha cogido un paragua y se ha puesto a tararear e intentar bailar Singing in the rain.

En el film, vemos historia del cine. Don Lockwood (Gene Kelly) ha ascendido desde lo más bajo hasta convertirse en una estrella del cine mudo junto a Lina Lamont (Jean Hagen), siempre acompañado de su amigo Cosmo (Donald O’Connor). Todo le iba de maravilla hasta que conoce una aspirante a actriz, Kathy Shelden (Debbie Reynolds), que le hace sentir que en realidad él no es actor. Para colmo, el cine sonoro se abre camino y empieza a triunfar en Hollywood, por lo que convertirán su próxima filmación en una película sonora, más bien en un musical, solo está el problema de la voz chillona de Lina, por lo que recurrirán a otro invento, el doblaje con la voz de Kathy.

Hoy sin duda, traigo una de las grandes filmaciones de la historia, palabras mayores, para mí, una película, que mire por donde la mires es perfecta. En la dirección tenemos al propio Kelly y al gran Stanley Donen, hombre que se movía como pez en el agua en el género musical, y lo seguiría demostrando, ya que dos años más tarde rodó ‘Siete novias para siete hermanos’. Ya no solo se trata que la historia sea una maravilla, que nos enseñe como pudo ser la realidad de algunos estudios, y la de algunos actores, los que pudieron adaptarse y los que cayeron porque su voz no era apropiada. Es el conjunto de eso, con la música, los bailes y la simpatía de los personajes, lo que hace que desde el primer minuto de la película, se me marque una sonrisa en la cara que me durará horas, dejando la sonrisa a un lado cuando intento balbucear algunas de las canciones, como esta, la más famosa de todas.

Gene Kelly, junto a Fred Astaire, ha sido el actor de musicales más grande que ha habido y en esta ocasión, puede que nos regale su mejor actuación con su gran habilidad para el baile. Además acompañado por el divertidísimo Donald O’Connor, es él quien le da el toque más cómico al film, pero siempre a la sombra de la estrella. Y la debutante Debbie Reynolds, con tan solo diecisiete años, se metió a Estados Unidos en el bolsillo, derrochando simpatía y humildad en su papel. Y no sé si la voz de Jean Hagen será como aparece en el film, pero realiza una gran interpretación de mala de la película, un personaje realmente odioso. Y con una aparición estelar, la nombrada poseedora de una de las piernas más sexy de la historia, Cyd Charisse, como bailarina en una de las actuaciones más espectaculares del film.

Me imagino que todos los visitantes de esta página, habrán visto esta película, no creo que se la vaya a descubrir a nadie, pero creo que es una buena opción para recordarla y volver a verla, ya que esta película no desentona en ninguna época del año. Sin más me despido deseándoles de parte del equipo de Clasicosis, que tengan un buen comienzo del año, y aunque el 2012 entre como un ciclón, recuerden la función debe continuar, y recuerde, en este año deben reír y hacer reír, que lo agradecerán y se lo agradecerán.