Clasicosis

Cine clásico: 'Loca por la música' y sueños de juventud.

-Escuchad todos, oíd amigos. Patsy tiene a un tipo.

-¡Un patrocinador!

-Eso es, ¡lo escuché con mis propios ojos!

Ficha: Loca por la música.

 

El género musical, siendo unos de mis favoritos, hacía tiempo que no le dedicaba unas líneas a una película de esta categoría. Hoy le voy a poner remedio con un musical clásico típico, una historia que, aunque tenga un pequeño trasfondo triste, está contado todo con un tono muy feliz, es un poco previsible y, como consecuencia de esto, todos vemos venir un final feliz.

Una joven cantante (Deanna Durbin), hija de un músico en paro, intenta que su padre (Adolphe Menjou) forme una orquesta con otros músicos sin trabajo, que será llamada "los cien hombres". Pero no conseguirán el éxito sin un nombre famoso que les represente, así intentarán que el famoso director de orquesta Leopold Stokowski los dirija una única vez para que se den a conocer. Además por la simpatía que derrocha la pequeña cantante, intentará conseguir un patrocinador entre las personas adineradas, cosa que en un principio ocurre muy fácilmente, pero que se complica enormemente.

Conocido en el blog por 'El invisible Harvey' o 'La mujer del obispo', Henry Koster fue el director de este film también. Director de origen alemán, esta fue una de las primeras películas que realizó en Estados Unidos. Llegó en una época en la que el musical en Hollywood era de lo más popular, y se adaptó a ello, consiguiendo una película bastante divertida sin llegar a ser una gran obra. A todo esto ayuda que el guión esté lleno de situaciones enrevesadas, en la que los personajes actúan por su cuenta, metiendo en problemas al resto de personajes algunas veces de forma inconscientes.

Algo curioso del reparto es la situación de Leopold Stokowski, conocido compositor y director de orquesta, famoso en el mundo del cine por su participación en la 'Fantasía' de Disney, este se interpreta a sí mismo, yo no sé cómo era el músico en la realidad, pero me imagino que bordaría el papel, es la ventaja de interpretase a sí mismo.

La auténtica protagonista es Deanne Durbin, conocida actriz por participar en películas de este género, pero que yo no conocía hasta este momento, por lo que deduzco que no llegó a realizar ninguna gran obra, pese a que poseía una voz preciosa, pero quizás demasiado clásica para adaptarse a los musicales modernos que estarían por llegar. Adolphe Menjou y Mischa Auer , interpretan a los músicos que viven con la pequeña cantante, el primero interpreta al padre, hombre lleno de esperanza, que la va perdiendo poco a poco al no encontrar solución ante su problema, preocupándose por cuidar de hija. El segundo, sea quizás, uno de los personajes más divertidos del film, un músico de origen europeo, que en el hecho de poseer este acento y de sus actitud ante toda la situación consigue arrancarnos una sonrisa seguro.

Sin estar ante una obra clave del cine musical, 'Loca por la música' es una película que logra entretener muy bien. Aunque no es un musical típico de esos años, donde además de predominar canciones muy rítmicas, las coreografías eran parte del lenguaje del film, sin embargo en esta película no existe dichas coreografías, estamos ante una música más clásica, pero en una historia llena de diversión.