Clasicosis

Cine clásico: 'El mayor y la menor' Comedia de niños para mayores.

-Cuando te miro con el ojo que no ve bien, te veo mejor.

Ficha: El mayor y la menor.

 

Tras una intensa vida por Europa, en la que trabajó de periodista, realizando un trabajo de investigación haciéndose pasar por gigoló, Billy Wilder, se trasladó a Estados Unidos, empezando como guionista, llegando pronto a ser de los grandes, ya que trabajó con los grandes genios proveniente de Europa, uno de ellos fue Ernst Lubitsch. A los pocos años de trabajar en Hollywood se fue cansando de que cambiaron sus guiones, siempre para mal, cosa que le creo enemistad con Mitchell Leisen. Y con esta comedia que hoy os traigo, empezó su andadura como director.

Una joven veinteañera (Ginger Rogers), decide marcharse de Nueva York cansada del ambiente y los hombres de la gran manzana, con ese motivo va a la estación con el dinero exacto para el tren de vuelta a casa, pero grande es la sorpresa cuando descubre que las tarifas han subido. Tras presenciar como una madre compra un billete para sus hijos, menores de doce años, se va al servicio de señoras para disfrazarse y hacerse pasar por una niña, así obtener el descuento. Ya en el tren conocerá al Mayor Kirby (Ray Milland), con el que empezará una relación cercana, tras salvarla de que los revisores de tickets del tren la descubran.

La Paramount confiaba poco en el papel de director de Wilder, pero le dieron el proyecto para que lo intentará, viera que ese no era su trabajo y volviera en 100% a su labor principal, escribir guiones. Pero la cosa no salió tal como quería la productora, primero porque le concedieron como protagonista a una de las estrellas de la época, Ginger Rogers, pero además, el director decidió hacer una película bastante comercial, él mismo lo reconoció en el libro que Cameron Crowe escribió sobre el director austriaco, llegando a decir que fue la película más comercial que hizo en toda su carrera.

Es por esto último, que nos encontremos una comedia bastante convencional, donde en todo momento intuimos que va a pasar, el temor a que la pillen o que Susu revele su identidad es la sensación que nos invadirán durante todo el metraje. Aún así estamos ante un film bastante divertido, donde hay que pensar, que el guión es del propio director, por lo que diálogos y escenas divertidas no le faltaran a la película.

Como he dicho ya antes, Wilder tuvo una gran suerte de contar con Ginger Rogers, una gran estrella de los años 30 y 40. El director siempre ha reconocido que la actriz fue clave para el lanzamiento de su carrera como director, ya que Rogers realiza un papel muy divertido de principio a fin, aunque no tenga apariencia de niña de 12 años, si obviamos ese detalle, te hace disfrutar y reír con su forma de hablar y sus gestos. Al otro lado está Ray Milland, otra gran actor, que seguiría trabajando con Billy Wilder, con el que conseguiría un Oscar por su trabajo en 'Días sin huellas'. Milland también tiene sus momentos divertidos, sobre todo cuando está  con Susu e intenta explicarle cosas de "adultos", son diálogos realmente divertidos, que los dos actores interpretan genialmente.

Por todo lo que he dicho, está claro que no estamos ante la mejor comedia de Wilder, pero si ante una película bastante entretenida que te hará pasar un buen rato, aunque a veces me hacía pensar en el tema de la pedofilia,  por el trato del Mayor Kirby hacía la "pequeña" Susu, pero si obviamos ese tema tan feo, y disfrutamos de todo lo demás, podremos ver los orígenes del director en tierras americanas.