Clasicosis

Cine clásico: 'La leyenda del indomable' o de Cool Hand Luke.

-Aquí nos enfrentamos con un problema de comunicación.

Ficha: La leyenda del indomable.

 

Es increíble como a veces pasa, una película que a simple vista, mirando solo la historia parezca tan simple, pero conforme la ves te das cuenta como es de inmensa en realidad. Eso puede pasar con este film, una historia carcelaria como otra, pero que contiene personajes genialmente formados, que permanecen en la memoria de cualquier cinéfilo que haya visto la película, ya que estos personajes se ven reales, y son capaces de transmitir sus sensaciones al espectador.

Luke (Paul Newman) es condenado a dos años de trabajos forzosos por robar los parquímetros en plena borrachera. Así llega a la prisión donde tiene que convivir con otros presos, algunos condenados por crímenes mayores. Luke siendo un veterano de guerra, se hará un sitio entre los demás presos ya que no estará dispuesto a ser pisoteado por nadie, por ello llegará a ser un de los líderes de la prisión.

La novela de Donn Pearce, fue adaptada por él mismo y Frank Pierson, y dirigida por Stuart Rosenberg. Todos ellos consiguen realizar una película redonda, con grandes personajes, que nos muestran como puede ser de ansiada la libertad de un hombre, además de ver el abuso de poder por quienes lo poseen o la relaciones de amistad entre hombres que están bajo presión constante, como la lealtad permanece entre estos. Con esto se crea un film que no deja insignificante a nadie, que contiene frases o escenas que permanecen en la memoria de todos aquellos que amamos este arte, como puede ser la famosa escena de los 50 huevos en una hora o el lavado del coche por una mujer bastante sexy mientras los presos trabajan.

Sin despreciar a los demás, en la faceta interpretativa del film, destacan sin duda alguna dos actores. El primero de ellos es el protagonista, Paul Newman, en uno de sus mejores papeles, otro perdedor, por decirlo de alguna manera, como en 'El buscavidas'. que se abre paso en la vida, recibiendo golpe tras golpe y superándolos como bien puede, cuando el solo quiere ser libre, y vivir la vida a su manera, de Luke siempre se podrá recordar esa sonrisa que poseía, donde parece que quería decir que le estaba tomando el pelo a todo el mundo. El otro actor, fue galardonado con un Oscar por su papel, me refiero a George Kennedy. No conozco toda su filmografía, pero posiblemente este sea su mejor interpretación. Hasta la llegada de Luke, su personaje es practicamente dueño de la prisión, entre los prisioneros me refiero, con la llegada de los nuevos, encuentra a un compañero con él que compartir su poder, y con él que veremos que debajo de toda la fachada de duro, hay hombre que también tiene miedo.

Los amantes de Newman, de Kennedy, de los dramas carcelarios o los amantes del cine en general, encontrarán aquí un clásico que no pueden perderse, y que tendrán que ver, al menos, una vez en la vida, aunque se la veis una vez cada año tampoco pasa nada, tan solo que disfrutaréis de un film excepcional.