Clasicosis

Cine Clásico: 'El árbol del ahorcado' Todo pueblo debe tener uno.

-El brujo no se equivocaba. Si no es el demonio, desde luego lleva uno dentro.

Ficha: El árbol del ahorcado.

Creo que me repito, pero bueno, por una vez más no va a pasar nada, pero cada vez me sorprendo más con los westerns. Un género que vas más allá del cowboy o de los indio, es uno de los géneros que mejor se puede adaptar a otros tipos de cine, en este caso, por ejemplo, tenemos un western, que se podría decir que se mezcla con el drama, pero tiene algunos elementos clásicos del cine ambientado en el salvaje oeste.

En 'El árbol del ahorcado' (The Hanging Tree- 1959) podemos ver durante la época de la fiebre del oro, en un pueblo minero de Montana llega Joe Frail (Gary Cooper), un solitario y misterioso médico que posee un pasado algo oscuro. Tras un asalto a la diligencia, la única superviviente (Maria Schell), que sufre una fuerte insolación por la cual está ciega temporalmente, llega a las manos del nuevo doctor quien la tratará y cuidará, junto a su nuevo y joven ayudante, Rune (Ben Piazza).

Delmer Daves es un director al que estoy por descubrir, y es que tengo programado un post al final de mes sobre otro western dirigido por él, en esta ocasión creo que realiza un buen trabajo, sabe combinar muy bien el western con el drama, la mezcla de dos historias, que a primera vista no tienen nada en común, como la recuperación  de una joven extranjera y la reacción de los hombres ante el descubrimiento de oro, y como la codicia de estos puede ser fatal para las personas débiles que les rodean. Todo esto, además de una bonita fotografía del paisaje montañoso americano, convierte a este western en un producto atractivo para las espectadores de cine clásico.

Gary Cooper es un actor que me gusta, pero sin embargo en esta ocasión no me acaba de convencer en su papel, quizás sea que su personaje no me agrada, siendo un médico solitario, pero a su vez, un tipo duro, lleno de odio hacía todos los que le rodean, solo una pequeña niña y la joven extranjera son capaces de ablandarle el corazón. Esta última está interpretada por Maria Schell actriz de origen europeo, austriaco para ser más exactos, que para mí es un total desconocida, y que realiza una interpretación bastante superficial sin nada destacable. Como un auténtico secundario de lujo, está el polifacético Karl Malden, que sin duda para mí es quien realiza la mejor interpretación del film, un actor al cual estoy acostumbrado a ver en papeles de bonachón o por el estilo, en esta ocasión se introduce en un personaje avaricioso, que solo busca su propio placer, y no tendrá problemas en aplastar a quien se cruce en su camino, aunque en el fondo es un cobarde como todo abusón,  él es uno de ellos.

Por la buena combinación del drama con el duro ambiente de un pueblo lleno de testosterona, que solo le interesa la búsqueda de ese preciado metal, que vuelve a los hombres locos, para mí es una buena recomendación, para todos aquellos que no las conozcan, con un final genial, para mi gusto, y una canción nominada al Oscar, y por eso os aviso, mañana jueves, este film será el clásico de La Primera.