Clasicosis

Cine Clásico: 'Sonrisas y lágrimas' Música entre montañas.

-Las colinas cobran vida con el sonido de la música...

Ficha: Sonrisas y lágrimas.

 

Parece increíble, pero hasta hace una semana, no había visto 'Sonrisas y lágrimas' (The Sound of Music - 1965), un auténtico clásico del cine musical que tenía en mi consciencia el no haber visionado, pero bueno, ya le he puesto solución. Yo siempre he sido más de Mary Poppins, otro personaje de Julie Andrews, que casualmente comparte nombre con su personaje de esta película, y en ambos films, además, comparten profesión, parece que esta actriz lucía bien en pantalla como institutriz.

María (Julie Andrews), es una alegre novicia en una abadía de Estrasburgo, que no para de saltarse las normas, así que para se centre en algo, sus hermanas superiores deciden enviarla como la nueva institutriz de la familia Von Trapp, que habitan una gran mansión, comandada por el Capitán Von Trapp (Christopher Plummer), que educa solo a sus siete hijos a base de demasiada disciplina, pero con la llegada de María la alegría vuelve a la casa.

Después de la maravillosa 'West Side Story', de la cual ya hablé en su aniversario el pasado año, que Robert Wise volviese a dirigir un musical era una garantía, y no defrauda, aunque prefiero los números musicales de la anterior con sus grandes y trabajadas coreografías. En esta ocasión estamos ante una película más familiar, con números musicales más simpatícos y canciones más pegadizas e infantiles, aunque no es un film para niños, ya que también tiene contenido para adultos, sobre todo un final algo dramático, aunque en una película de este tipo el final feliz no puede faltar. Otro señal de garantía en este film es su guionista, Ernst Lehman, que también colaboró con el director en su otro musical, y es autor de una de mis películas favoritas del genio Alfred Hitchcock, 'Con la muerte en los talones'. Lehman consigue crear un guión muy decente adaptando la historia de María Von Trapp, aunque creo que la adaptación está trabajada para crear un film para todos los públicos, es más, en la ficha podréis leer que William Wyler estuvo a punto de dirigir este film, pero con un punto de vista diferente.

Como una auténtica estrella del musical, llegaba de la producción de Disney, 'Mary Poppins', Julie Andrews, aunque tenía miedo de que sus personajes fuesen muy parecidos, creo que consigue darle distintos puntos de vista, aunque ambas son institutrices y personas muy bondadosas, pero María es una persona humilde, que es capaz de sacar lo mejor de cada persona a la cual se acerca, así puede ablandar el corazón del estricto capitán. Un joven Christopher Plummer interpreta a el Capitán Von Trapp, un militar retirado que desde el fallecimiento de su mujer, parece que la vida ha perdido sentido para él, cosa que pagará con demasiada disciplina con sus hijos.

Por una estética preciosa, donde los paisajes austriacos están genialmente fotografiados, por algunos número musicales que han marcado historia y permanece en la mente de muchos cinéfilos y por volver a ver a Julie Andrews como pez en el agua, creo que es una recomendación absoluta para aquellos, como yo, no conozca aún este musical de dimensiones desproporcionadas.