Clasicosis

Cine Clásico: 'Destino Tokio' Viajando en submarino.

-Como dijo Mike, cuando estás aquí, desearías estar allí.

Ficha: Destino Tokio.

 

Hacía ya un tiempo, que no me acercaba al género bélico, ni siquiera en algunas de sus variedades. Hoy lo hago para escribiros de un estilo de películas que me encantan, son las que se ambientan en un submarino. Siempre he sentido fascinación por estas máquinas, capaces de navegar por superficie o por debajo de ella. Durante la historia del cine se han realizado muy buenas películas de este tipo, y hoy estamos ante una tremendamente entretenida.

 

La historia de 'Destino Tokio' (Destination Tokyo, 1943), está basada en plena Segunda Guerra Mundial. Un submarino parte de la costa estadounidense, y tras terminar la primera jornada de 24 horas navegando, tienen la orden de abrir su orden. Esta es casi imposible de realizar, además de ser de máximo riesgo, aventurarse por aguas japonesas y llegar hasta la mismísima bahía de Tokio, donde tendrán que recoger toda la información posible.

El film comienza como debe empezar un proyecto de estas características, poco a poco hay que ir conociendo a los personajes que van a tener importancia en la trama, desde el oficial que controla el submarino hasta la tripulación que participará de forma crucial en la misión. Quizás lo que más me descolocó al ver la película fue ver quien interpretaba al Capitán del navío, no es otro, que el grandísimo Cary Grant, un actor al que no estoy acostumbrado verlo en esta clase de películas, aunque realiza un buen papel al igual que lo hace en su otra película seria, que está basada durante la II Guerra Mundial, hablo de 'Encadenados', pero pierde el tono cómico, el descaro, que tan bien se ajusta  a su personalidad. Del resto del reparto se puede destacar la participación de John Garfield y Alan Hale. En mi opinión ambos comparten la carga cómica del film, el primero es un marinero que tal como se define él mismo es, "mucho músculo y poco cerebro", y con sus historias sobre sus conquistas mujeriegas conseguirán arrancaros una sonrisa. Hale, sin embargo, interpreta al cocinero del submarino y siempre está con bromas con el resto de la tripulación, así que también nos hará reír en algunos momentos.

La mayor parte del film está filmada en interiores, para ser más exacto, en el del submarino, así que, en mi opinión, en este apartado Delmer Daves, solo tuvo muchos quebraderos de cabeza, solo tenía el problema del espacio, ya que todo en un submarino tiene que ser pequeño y estrecho. Pero algo que realmente está bien filmado, son las escenas en las que aparece el submarino desde fuera, soy consciente de cómo han sido filmadas, ya que muy realistas no parecen, pero tienen un encanto especial, ver la maqueta y como mueven el submarino bajo la superficie, entre las rocas o posándolo en el fondo marino.

Además de esto, estamos ante una historia que estuvo nominada a los Oscars, quizás porque esté bien contada o por la carga patriótica americana que transmite, pero en el fondo, estamos ante un buen film bélico de submarinos, que merece la pena visionar, así que manos a la obra.