Clasicosis

Cine Clásico: "El león en invierno" se cobija entre puñales.

Enrique, he de hacerte una confesión: no me gustan demasiado nuestros hijos.”

Ficha: El león en invierno.

El género de películas históricas no lo tenemos demasiado explotado en el blog. Hoy introduzco uno de los títulos más alabados, un film que aúna un gran reparto con unos debutantes de lujo. Pero la fuerza del film reside sin duda en el guion de James Goldman, autor también de la obra de teatro.

"El león en invierno" (The lion in Winter, 1968) pone a Peter O'Toole en la piel de Enrique II, papel que ya había interpretado en "Becket" (id, 1964). Aquí se unen el ya nombrado Enrique II y Leonor de Aquitania, dos figuras históricas en Inglaterra de gran relevancia.

El film gira en torno a la reunión de Enrique II (Peter O'Toole) con su esposa Leonor de Aquitania (Katharine Hepburn), a quien tiene recluída en una torre, y sus tres hijos para decidir quien le sucederá en el trono. Sus tres hijos tienen perfiles opuestos, Juan (Nigel Terry) es el favorito del Rey, Ricardo (Anthony Hopkins) criado por su madre y por ello odiado por su padre y el astuto Geoffrey (John Castle).

Ya lo dice Enrique casi al comienzo del film: "esto no es El rey Lear" aquí sólo uno heredará el imperio, no se repartirán las tierras entre los tres. Esta base hace tremendamente interesante cada conversación y trama. Es curioso lo tremendamente honestos que son los personajes y quizás no en el buen sentido. No hay falsedad, las filias y las fobias se muestran por igual. Conversaciones directas y sin dobleces, la mayoría de interacciones entre O'Toole y Hepburn son realmente crudas e hirientes.

Katharine Hepburn , descendiente de Leonor de Aquitania por varias ramas, parecía la indicada a interpretar este papel a pesar de su diferencia de edad con Peter O'Toole (ella era 25 años mayor). Hepburn transporta al personaje todos los matices necesarios para mostrarnos a esta mujer en parte maquiavélica, en parte dolida y deseando restaurar su honor y valía a través de su hijo. Peter O'Toole es un fantástico actor que en este film desprende una fuerza imprensionante en un personaje lleno de energía y poder.

El film estéticamente no puede negar su paso desde las tablas. Se mueve continuamente en interiores pero su aire teatral no estropea en visionado. Quizás la dirección de Anthony Harvey sea algo plana, grandes espacios o primeros planos, la cámara muy estática, pero en mi caso tiendo a encontrarles un cierto encanto en vez de un prejuicio. Cuando la historia que estamos viendo nos tiene pegados a la pantalla el despliegue técnico y visual no es imprescindible.

"El león en invierno" es una demostración de actuación y guion que pese a sus más de dos horas de duración atrapa. Las conversaciones pendientes, la tensión, traiciones, rencores o intrigas en la sombra hacen que el film no se estanque ni un minuto y nos proporcione material constantemente para situarnos en un bando, en otro o en ninguno. Uno de lo últimos grandes clásicos, estamos en 1968 y como muestra diremos que Hepburn tuvo que compartir su Oscar con una recién llegada Barbra Streisand. Los tiempos empezaban a cambiar y esta época tocaba a su fin.