Clasicosis

Cine Clásico: 'Al filo de la oscuridad' Patriotismo noruego.

-En estos tiempos debemos ser como el acero.

Ficha: Al filo de la oscuridad.

No todos ciudadanos de Estados Unidos que quisieron, pudieron participar en la Segunda Guerra Mundial, algunos de estos ciudadanos poseían una posición privilegiada, para crear algunos proyectos cinematográficos con el fin de levantar el ánimo del país. Uno de estos ciudadanos, fue Errol Flynn, que tras no poder alistarse al ejercito, participó en múltiples películas bélicas en la década de los cuarenta.

Tras varios años de la invasión por parte de los Nazi en Noruega, el pequeño pueblo pescador de Trollness, se preparan para recibir armas procedentes de Inglaterra. Para tener éxito, el pueblo debe organizarse, y por ello la hija del médico (Ann Sheridan) y el joven pescador, Gunnar (Errol Flynn), toman el mando, para crear un plan de batalla e intentar recuperar su tierra nativa.

'Al filo de la oscuridad' (Edge of Darkness, 1943) fue dirigida por Lewis Milestone, quien ya había dirigido alguna de las películas bélicas, o antibélicas, más famosas de la historia, como puede ser 'Sin novedad en el frente'. Aunque la historia no trate sobre ciudadanos norteamericanos, está claro que es un intento de levantamiento de ánimo, por la auténtica carga patriótica que contiene el film. Todo es una oda hacía la libertad, una historia en la que un pueblo trabajador, se propone no perder su identidad por culpa de una grupo de alemanes, que se piensan que son una raza superior. Todo esto está contando con un buen ritmo, en el que se mezcla a la perfección a la carga dramática y la acción, ya que no estamos ante un film bélico puro, la historia contiene múltiples historias de los habitantes del pueblo siendo abusados por el poder de los soldados y oficiales nazis.

Estamos ante una película con un elenco bastante largo, donde la figura más importante, sin duda alguna, es Errol Flynn, un actor al que estamos acostumbrado a ver en películas de aventura, todos tenemos una imagen del actor en mallas con una espada o un arco en las manos, y en esta ocasión realiza un buen trabajo, pese a no destacar por encima de ningún otro compañero de trabajo. Ann Sheridan interpreta a una mujer  dura, una luchadora que debe imponerse a cualquier impedimento para conseguir su objetivo, la libertad. Walter Huston, interpreta al médico, un hombre culto y precavido, que en un principio no cree que la lucha contra el ejército nazi pueda obtener buenos resultados.

Con la situación actual en España y Europa, estas películas deberían servir también, para levantar el ánimo del ciudadano de a pie para luchar contra la injusticia que crean los hombres que están al poder, o esa es la opinión de un estudiante. Pero en conclusión, estamos ante un buen film bélico, que entretiene y hace pasar un buen rato ante la pantalla.