Clasicosis

Cine Clásico: 60º aniversario de 'Candilejas'.

- Mi hogar es el teatro.

- Pensé que odiabas el teatro.

- También odio ver sangre pero corre por mis venas.

Ficha: Candilejas

Hoy, 16 de Octubre de 2012, se cumplen exactamente 60 años del estreno en Londres del último film americano del maestro Charles Chaplin. El poster que encabeza esta entrada resume perfectamente la película: amor, risas y lágrimas. Hay que olvidarse que estamos antes uno de los grandes genios de la comedia. En esta ocasión tirará de su vertiente más humana para tocarnos el corazón.

"Candilejas" (Limelight, 1952) más que una película es un cápsula de nostalgia e ilusión. Y como tal, Chaplin nos da una cucharada de nostalgia compartiendo una magnífica escena con Buster Keaton y una cucharada de ilusión presentándonos a una nueva actriz, Claire Bloom. Como cada producción, Charles Chaplin es el encargado de dirigir, escribir, producir, componer la banda sonora y protagonizar, entre otras cosas, con lo que la obra es completamente del artista, sin nadie que le desvíe de lo que nos quiere ofrecer.

Calvero (Charles Chaplin) es un cómico retirado que se encuentra a su joven vecina Thereza (Claire Bloom) a punto de suicidarse. La acogerá en su habitación para cuidar de ella y la relación de ambos empezará a brotar. La belleza de la historia reside en que quien en la práctica ha perdido la esperanza de reconducir su vida sea quien da unas fantásticas clases teóricas de porqué la vida merece la pena. Resulta desgarrador en cierta forma ver a alguien pronunciar unas bellas y alentadoras frases que parece no escuchar. En función del punto vital en que cada uno de nosotros nos encontremos veremos una historia inspiradora o un cuento de lo más melancólico.

El guion desborda esa humanidad de la que hablaba al principio. Ese payaso triste tiene mil perlas que podríamos extrapolar a nuestra vida y enmarcar. Al igual que es digno de enmarcar el regalo que Chaplin le hace al cine al unirse a Buster Keaton en una escena memorable. Imposible no leer entre líneas cuando les vemos hastiados de tanto oir hablar de "los viejos tiempos". Claire Bloom, actriz que luego quedaría relegada a papeles poco importantes, realiza una buena actuación. Sin ser un personaje o una interpretación especialmente destacable sí tiene una buena química con Chaplin como para sostener el film.

La música es otro punto fuerte. Ya no sólo por las escenas donde vemos a Calvero actuar, que también, sino por el acompañamiento a una historia que se apoya principalmente en las emociones del espectador. Como curiosidad, esta banda sonora se llevó el Oscar pero 20 años después. El film no se estrenó en el área de Los Angeles hasta 1972 con lo que no pudo competir hasta entonces en los premios de la academia norteamericana.

El progreso es inevitable, hay que asumirlo. Pero podemos mirar hacia delante sin pisotear o destruir lo que dejamos atrás. "Candilejas" es ese manotazo sobre la mesa, los genios se hacen mayores pero no son sordos, ciegos o idiotas. Chaplin se despide de América como siempre ha hecho, robándonos el corazón.