Clasicosis

"Hitchcock", el rodaje de Psicosis llega a la gran pantalla.

- ¿Y qué tal si alguien realmente bueno hiciese una película de terror?

"Hitchcock", el rodaje de Psicosis llega a la gran pantalla.

Definitivamente Hitchcock está de moda. Hace poco hablábamos de la pareja que formó con Tippi Hedren al hilo de la tv-movie "The girl" producida por HBO. En unas semanas se estrenará en Estados Unidos la serie "Bates Motel" que nos remontará a los años juventud del protagonista de Psicosis. Y hoy, rompemos nuestro habitual marco de actuación, y nos centramos en un estreno que llega hoy a nuestras carteleras.

¿Qué hace un genio de 60 años cuando ya ha llegado a lo más alto? Si conocemos un poco la carrera de Hitchcock, la respuesta correcta sería desafiarse a sí mismo y a su público. "Hitchcock" (Hitchcock (Alfred Hitchcock and the making of Psycho), 2012) se centra, como su título indica, en el rodaje de la ya eterna "Psicosis" (Psycho, 1960). El genio inglés venía de rodar uno de sus mayores éxitos, "Con la muerte en los talones" (North by northwest, 1959). También, un año antes había recibido palos por, la en su momento incomprendida, "Vértigo" (id, 1958). Resulta estimulante ver que decidió volver a arriesgar en vez de seguir en una comfortable zona que le proporcionaba mucho éxito.

Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins) encuentra en el libro "Psycho" la motivación suficiente como para ponerse de nuevo en marcha. El proyecto no convence ni a los estudios ni a sus colaboradores habituales, pero el apoyo de su mujer, Alma Reville (Helen Mirren), le dará el impulso necesario para llevarla a cabo cueste lo que cueste.

Nunca podremos saber qué es realidad y qué es leyenda en torno a Hitch. Lo mismo ocurre con esta película. Probablemente la mayoría de hechos que narra ocurrieron en realidad, pero otros muchos serán ficción. Dejando la veracidad a un lado, el film nos muestra muchas facetas del genio y de la dificultad de rodar esta producción. Hitchcock, sus manías, su personalidad, sus fantasmas, pero sobre todo veremos la importancia que Alma Reville tuvo en toda su carrera.

La película realiza un gran homenaje a Alma, quien no sólo era su esposa, sino que trabajaron codo con codo desde los primeros títulos del director, revisaba guiones y aportaba ideas constantemente. Como esposa, tuvo que soportar las obsesiones con sus famosas "rubias hitchcockianas", plato de mal gusto para cualquier mujer. Helen Mirren, actriz con presencia donde las haya, es en centro emocional del film, el público empatizará con su personaje. Alma Reville se mantuvo siempre en un segundo plano y, aquí al menos, se reconoce la importancia de su trabajo.

Como se aprecia en las imágenes, Anthony Hopkins está irreconocible gracias a una gran caracterización. Por lo demás, pocas cosas en el film son realmente destacables. El director, Sacha Gervasi, sólo había dirigido un documental anteriormente. Aquí, con un buen reparto (Scarlett Johansson o Toni Collette también participan) y una historia que a todo cinéfilo le apetecerá ver, monta un film entretenido pero que pasa sin dejar marca. Hace guiños que pondrán una sonrisa en la boca de los seguidores de Hitch, pero intenta abarcar tantos aspectos que pasará por encima de casi todos sin meterse demasiado.

Con el aluvión de film "oscarizables" que están apareciendo en nuestra cartelera, "Hitchchock" quizás sea de lo menos llamativo. Sin embargo, para nostálgicos y fans del director nos ofrece un viaje al pasado. Una película amable, que a pesar de no descubrir la pólvora ni aportar demasiadas cosas que no supiéramos sobre el rodaje, nos trae por primera vez a Hitchcock a este lado de la pantalla. Por fin podremos convertirnos en voyeurs de director más voyeur de la historia.