Clasicosis

Cine Clásico: 'La mala semilla' Esta niña es un demonio.

-Son simplemente malas semillas. Malas desde el principio. ¡Y nada puede cambiarlos!

Ficha: La semilla del mal.

Aunque no había visto esta película, la historia sí que me sonaba o por lo menos me recordaba a una película televisiva que me impactó mucho de niño, y por eso guardo vagos recuerdos en mi memoria, aunque según lo que recuerdo, la historia no era exactamente igual a esta. Pero ha sido una grata sorpresa el encontrarme con esta película, porque así he podido disfrutar de un buen thriller con muy buenas interpretaciones.

Rhoda (Patty McCormack) es una niña de ocho años, cínica, perversa y muy inteligente. Cuando su padre se marcha durante unos meses debido a su trabajo, Rhoda se queda sola con su madre, Christine (Nancy Kelly). La madre empieza a percatarse de un cambio de comportamiento en su hija, sobre todo cuando un niño se ahoga en el lago durante una merienda de la clase de su colegio. Su madre empieza a sospechar que Rhoda puede que haya tenido algo que ver en el trágico suceso.

La producción de 'La mala semilla' (The Bad Seed, 1956) tiene algunos nombres importantes, que ya habían participado en alguna obra importante en Hollywood. Así el guionista encargado de adaptar la novela y obra de teatro fue John Lee Mahin, quien había participado en escribir diálogos en la gran 'Scarface, el terror del hampa', y junto al director del film de hoy, Mervyn LeRoy, crearon otra obra importante en la historia del cine, 'Quo Vadis'. Ambos se unieron también para crear este film, que llenan con unos personajes muy bien definidos, y por ello no es necesario ver a la niña hacer nada, ya sabemos cómo es ella, desde el mismo momento que la vemos, sabemos que piensa y que es lo que la altera, aunque además de estos personajes bien creados, la partitura de Alex North ayuda a crear un ambiente de suspense, a veces innecesario, ya que la música suena con ritmo terrorífico en escenas en las que no ocurre nada especial, eso le da, desde mi punto de vista, irrealismo a algunas escenas, ya que el público está en tensión cuando al final no va a ocurrir nada de nada.

De todos los actores y actrices del reparto, fue Eileen Heckart la que cosechó más éxitos, ganando el Globo de Oro a mejor actriz secundaria, y tanto ella como Patty McCormack estuvieron nominadas al Oscar a mejor actriz de reparto Nancy Kelly a mejor actriz protagonista. Y creo que todas las nominaciones son merecidas, ya que la niña consigue ser odiosa e infunde terror, tiene una mirada que asusta hasta las moscas. Heckar, interpreta a la madre del niño que muere, dándose a la bebida desde entonces, realiza una interpretación soberbia, que llena la pantalla de talento con tan solo dos escenas en la película. También me gustaría destacar a Henry Jones, el jardinero de la familia, que aunque parece que tiene una enfermedad mental, en realidad, es el único que cala a la primera a la pequeña Rhoda, los duelos entre ambos son geniales.

Pese a que el film es bastante previsible y cuenta con algunos errores de raccord, estamos ante un producto altamente entretenido, que posee una historia interesante, que patina en algunos puntos del metraje, intentando explicar algo que sería mejor dejar sin explicación, además de poseer unas actrices que merece la pena ver en pantalla.