Clasicosis

Cine Clásico: 'Julio César' Cumple 60 años.

-El mal que hacen los hombres les sobrevive, el bien queda frecuentemente sepultado con sus huesos .

Ficha: Julio César.

Hace unos meses en Clasicosis le dedicabamos un artículo a un gran director, Joseph L. Mankiewicz, ya que se cumplían 20 años de su fallecimiento. Por aquel entonces, realizamos un Top 10, con las que creíamos, el equipo del blog, que eran sus mejores películas. Pues bien, en estas dos próximas semanas, dos películas que aparecían en esa lista cumplen años, la primera será 'Julio César' (Julius Caesar, 1953), la otra la veremos la semana que viene.

El film adapta la obra homónima de William Shakespeare, en la que se narra cómo después de la guerra civil que enfrentó a César (Louis Calhern) con Pompeyo, el primero vuelve triunfal a Roma, donde ejercerá como dictador vitalicio, esto conlleva la desaparición de la república. Esto le hizo ganarse multitud de enemigos, entre ellos los nobles Brutus (James Mason) y Casius (John Gielgud), quien encabezan una conjura contra el dictador, que será asesinado en los Idus de Marzo. Pero César también cuenta con aliados, entre ellos Marco Antonio (Marlon Brando).

Siempre me ha parecido curioso que, aunque la obra lleve como título el nombre del dictador, la figura de este apenas tiene importancia, la historia se centra sobre todo en las personas que lo hicieron caer, sobre todo se centra en Brutus, un hombre que siente amor por Roma y por la libertad, pero que además siente como traiciona sus principios, por fallar en la amistad que tiene con César. Joseph L. Mankiewicz consigue un obra redonda pese a que se trata de una cinta arriesgada que el director trató de una forma muy personal. Al film le brinda un aire muy teatral en sus diálogos, pero sin perder la fuerza de estos, el film está lleno de grandes conversaciones. Pese a que en la película no hay grandes escenas de acción, esto no implica que la cámara este simplemente fotografiando a los actores, el director le confiere viveza y dinamismo a cada escena, y utiliza la cámara como una herramienta que es para desgranar a cada personaje.

Muchos no estaban contentos con la aparición de un actor americano, Marlon Brando, en una obra de Shakespeare, pero yo he quedado maravillado, una vez más, con la interpretación del actor. Cada escena en la que aparece, cada dialogo que recita, lo hace con una fuerza descomunal, el discurso que da tras el asesinato del César es una demostración más del gran actor que fue. Por otra parte, el actor estadounidense está acompañado por un gran elenco, entre ellos destacan varios nombres de actores y actrices de procedencia británica, entre ellos está James Mason y John Gielgud, los cuales realizan un trabajo soberbio, sobre todo quedé encantado con el segundo, quien interpreta a Casio de una forma esplendida, con una interpretación pausada pero con fuerza, que nos relata la psicología total del personaje. Por parte femenina, y en papeles demasiados pequeños como para poder disfrutar bien de ellas, están Deborah Kerr y Greer Garson.

Tengo que confesar que no he leído la obra literaria, Shakespeare siempre ha sido y sigue siendo mi cuenta pendiente. Pero en cuanto al film creo que estamos ante una gran cinta, una cinta de actores, para mi opinión, pero que además cuanta con un gran guión, viniendo de una obra del famoso autor británico y adaptada por un grande del cine, que se puede esperar, ¿no?