Clasicosis

Remake: 'El vuelo del Fénix'.

- Las personas solo necesitan una cosa: alguien a quien amar. Si no puedes darles eso, dales al menos una esperanza, y si no puedes dársela, dales algo que hacer.

Ficha: El vuelo del Fénix (1965).

Ficha: El vuelo del Fénix (2004).

Tiempo ha pasado desde la última vez que comparaba en el blog algún remake con su primera versión u original. En esta ocasión nos introducimos en el género de aventuras para ver dos películas con idéntico nombre pero que las separa casi cuarenta años de diferencias, aunque tienen más cosas en común, además de título e historia, me refiero a 'El vuelo del Fénix' (The Flight of the Phoenix) y se realizaron versiones en los años 1965 y 2004.

Un avión de carga se estrella en una tormenta de arena en el desierto con menos de una docena de hombres a bordo. Uno de los pasajeros es un diseñador de aviones que se le ocurre la idea de utilizar el ala no dañada y utilizarla como base para construir un nuevo avión y escapar antes de que la comida y el agua se agoten.

La primera versión de esta historia fue dirigida por Robert Aldrich y la trama está localizada en África, para ser más preciso en el desierto de Sahara. El film empieza sin dar respiro al espectador, desde se nos presenta a los personajes en el vuelo. A partir de entonces y desde que se estrella el avión lo importante son las relaciones entre estos en un ambiente bastante hostil, ya que el calor aprieta y la despensa de agua cada vez son más escasa. Pese a su larga duración, es un film que entretiene bastante y creo que gran parte de la culpa de esto la tiene un excelente elenco.

Al igual que el avión, el elenco está comandado por el siempre genial James Stewart, pese a que sus personajes siempre suelen caer bien a la primera, en esta ocasión su constante negatividad siempre me resultó molesta. Como mano derecha y copiloto de este último está el entrañable Richard Attenborough, su personaje es la sensatez en persona, en muchas ocasiones es quien media en conflictos o serena el ambiente. El actor de origen alemán Hardy Krüger fue el encargado de interpretar al salvador ingeniero que surge con la idea de construir un nuevo avión para salir del desierto. Además en segundo plano podemos ver grandes secundarios como Peter Finch o Ernerst Borgnine.

En 2004 fue John Moore quien se puso tras las cámaras para dirigir el remake. En esta ocasión la trama se traslada del continente africano al asiático, para localizar el accidente aéreo en el desierto del Gobi. Como suele ocurrir con las películas actuales, la acción aumenta y la espectacularidad de estas escenas, debido a los avances tecnológicos, pero como ocurre en incontables ocasiones, la calidad del film disminuye, el metraje se vuelve más superficial e, incluso, las tensiones entre los personajes no se ve tan interesante como su predecesora.

En esta ocasión el piloto y copiloto están interpretado por Dennis Quaid y Tyrese Gibson. Ambos personajes no pertenecen completamente al grupo de supervivientes, ya que ellos han viajado hasta allí para cerrar el prospección petrolífera en la que los demás trabajaban. El excéntrico diseñador de aviones está interpretado por Giovani Ribisi, quien queda muy por detrás a su predecesor en la versión de 1965, este se puede ver que está completamente loco en algunas ocasiones. También como personajes secundarios podemos ver a Miranda Otto, personaje femenino que no aparece en la versión original, o a Hugh Laurie, a quien todos conoceréis como el Dr. House de la famosa serie de televisión.

 

En esta ocasión está claro y no tengo duda alguna, que la versión realizada en la década de los sesenta me parece inmensamente superior a la más reciente. Esa es mi humilde opinión, ahora espero saber las vuestras.