Clasicosis

Remake: 'Cimarrón'.

Oklahoma escribió su historia de la noche a la mañana. Como un milagro del Antiguo Testamento.

Ficha: Cimarrón (1931).

Ficha: Cimarrón (1960).

 

 

Con las películas de las que hoy os escribo, también os traigo un poco de historia. No solo porque la historia esté basada en cómo se formó una ciudad importante estadounidense, sino además, porque la primera de versión de 'Cimarrón (Cimarron, 1931 y 1960) fue la primera película en conseguir más de seis nominaciones a los Oscar y el primer western en alzarse con el galardón a mejor película.

Cuando el gobierno abre el territorio de Oklahoma para la liquidación, el inquieto Yancey Cravat reclama una parcela de tierra libre para él y su familia para trasladarse allí desde Wichita. Periodista, abogado, y mucho más, Cravat pronto se convierte en un ciudadano destacado en la ciudad en auge de Osage. Una vez establecida la ciudad, sin embargo, comienza a sentirse confinado una vez más, y se dirige a la Franja Cherokee, dejando atrás a su familia. Durante esta y otras ausencias, su esposa Sabra debe aprender a cuidar de sí misma y de pronto se convierte en importante por derecho propio.

La primera versión dirigida por Wesley Ruggles fue la gran triunfadora de la cuarta edición de la ceremonia de los Oscar, con siete nominaciones solo consiguió tres, pero se alzó con el de mejor película. Al igual que su sucesora, el film va dando saltos en el tiempo mostrando cómo evoluciona el terreno, de una gran explanada de pasto para el ganado a convertirse en una gran ciudad. Además, aunque la historia esté centrada en la familia Cravat, una familia de alta sociedad y con educación y modales, el choque de diferentes clases sociales se hace patente en la cinta. Todo ello es una aventura del tipo que le gustan a los estadounidenses, el de encontrar una vida en un tierra de oportunidades.

Casi treinta años pasaron hasta que Anthony Mann dirigió el remake de esta historia. La historia es prácticamente igual, tan solo cambia las relaciones entre algunos personajes y en esta ocasión aparecen algunos que eran obviados en la anterior película. Quizás en esta versión se hace más evidente la diferencia entre clases sociales y como la vida cambia a las personas cuando algunos tienen la suerte, o la desgracia, de cambiar de clase, en esta ocasión por el descubrimiento de petróleo. Esta cinta se puede disfrutar a todo color y con una escena espectacular de aquellos que buscaban un trozo de tierra que reclamar montados a caballo.

En el papel de Yancey tenemos a Richard Dix y a Glenn Ford respectivamente. Ambos actores realizan un buen trabajo, pero quizás me quedo con el primero, quien parece mostrar un hombre con mejores principios pero con igual espíritu aventurero. Representando a Sabra están Irene Dunn por un lado y Maria Schell por otro. Ambas están geniales interpretando a una mujer frágil que tarde o temprano se tendrá que hacer a sí misma porque se quedará sin apoyo alguno pero es una superviviente.

Ambas películas creo que tienen el mismo problema, y es que, aunque sean muy espectaculares a la hora de mostrar cómo se le va dando forma a una ciudad importante, para un público alejado de esa cultura puede resultar muy alejada de la realidad por no ver ninguna característica parecida.