Clasicosis

'La escuadrilla del amanecer' Gladiadores del cielo.

-Si los nuestros nos pueden ¿quién?, son los mejores en Francia.

Ficha: La escuadrilla del amanecer.

Ficha: The Dawn Patrol.

Curioso caso el que hoy traigo, ya que cuando empiezo a buscar información sobre la película que dirigió Howard Hawks en 1930, descubro que ocho años después se rodó un remake con el mismo título,  y que es exactamente igual a la primera, pero con dos grandes estrellas. Y es que el tema de los remakes no es cosa actual, desde el principio del cine ya se pueden ver casos, y tan idénticos como estas.

En ambas películas vemos a una patrulla de aviadores del ejército británico, que están en continúo combate con las tropas alemanas durante la Primera Guerra Mundial. En concreto nos centramos en dos aviadores, Cortney (Richard Barthelmess-Errol Flynn) y Scott (Dougals Fairbanks Jr-David Niven), y como la guerra afecta a sus vidas, viendo como pierden hombres todos los días, y como los reemplazos que llegan son cada vez más jóvenes e inexpertos.

Como ya he dicho, el primer film lo rodó Howard Hawks, siendo esta una de sus primeras películas sonoras. Para ser 1930, Hawks realiza un trabajo sensacional con las escenas de lucha. Ocho años después el encargado en la dirección fue Edmund Goulding, que no creo que tuviese mucho trabajo, ya que solo realizó una copia de su predecesora, llegando incluso a utilizar tomas aéreas de esta.  Son tan idénticas, que si os fijáis en las fichas de ambas películas, podréis observar que los guionistas son los mismos en las dos ocasiones.

La principal diferencia son las parejas interpretativas, en el primero, no destacan mucho, son actores más desconocidos. Pero en la segunda, podemos ver a dos, mejor dicho, tres grandes. Flynn realiza un gran trabajo, siendo el líder de los aviadores, un aventurero que es el aliento de sus hombres. A su lado siempre está el personaje interpretado por Niven, que además, es el actor que aporta algún momento cómico, sobre todo cuando bebe. El tercero, en un papel algo más secundario, pero un secundario de lujo, es Basil Rathbone, que interpreta al oficial, en el que recae todo el peso de las misiones, el hombre que manda a niños a la guerra sabiendo que no volverán, tan solo por obedecer órdenes.

Ambas películas bélicas son muy entretenidas, pero claro, con ver una es suficiente, ya es elección de cada uno, cuál de las dos se quiera ver. Aunque no es un película dura, que refleje bien la dureza de la guerra, si nos muestra el valor de la amistad y la lealtad, que se crea entre hombres expuestos a la lucha.