Clasicosis

Comienza el ciclo ‘The Thin Man’.

Durante las próximas semanas repasaremos la saga de películas de Nick y Nora Charles, el matrimonio más fructífero de Hollywood.

Hay varios factores que me han llevado a esto. El primero es que el blog fue exactamente creado para estas cosas, hablar del buen cine clásico y esta pareja forma parte de él sin lugar a dudas. El segundo, que en twitter tengo a un par de personas (Javi y Ester) cuyos avatares me han hecho retomar estas películas, hablar casi a diario con Myrna Loy y William Powell te acaba llevando a esto. El tercero, que entre las mil sugerencias de wozzeck iba esta incluída, y me dio el empujón que me faltaba para ponerme las pilas. Y el cuarto, que ahora mismo se está preparando un remake de este film con Johnny Depp en el papel de Nick, se habla de Rachel Weisz en el de Nora y al mando tenemos a Rob Marshall, lo cual no me convence en absoluto,

Mi objetivo es conseguir que le pique el gusanillo a alguien que nunca oyó hablar de esta saga. Y si ya decide probar esta antes que la nueva de Depp y compañía yo me doy por satisfecha. Porque aún no sabemos si la que viene será buena, pasable o un despropósito, pero dudo bastante que sea mejor que la original.

Nick Charles (William Powell) era uno de los mejores detectives, pero al casarse con Nora (Myrna Loy) deja atrás su profesión para centrarse en manejar los negocios y fortuna de su mujer. Quizás con lo que no contaba es con que su mujer será quien esté continuamente animándole a retomar su profesión en cada momento que tenga ocasión. Y como sospecharéis, cada película es una de esas ocasiones.

Aunque estas historias no son sólo de un matrimonio, hay un tercero en discordia tan importante como ellos dos, me estoy refiriendo a Asta. Este fox terrier se convertiría en uno de los primeros perros con protagonismo en la gran pantalla, y no exactamente por ser un gran perro detective, sino más bien por todo lo contrario.

Si algo caracteriza a esta saga es la mezcla de humor e intriga. El ingenio de Nick y Nora no tiene límites y lo iremos comprobando poco a poco. El alcohol, aunque para quien no haya visto el film suene algo extraño, es otro punto fuerte. Es increíble la de bromas y situaciones que se pueden dar en torno al alcohol durante las seis películas. Y las distintas etapas del matrimonio, como es lógico han ido pasando los años desde que los conocemos en plena luna de miel. De hecho, si estos personajes han marcado la historia del cine es porque por primera vez se refleja a un matrimonio cómplice, bien avenido y con mucha química entre ellos y no al típico cliché de pareja amargada, insultándose y preguntándose por qué se casarían el uno con el otro.

Dejo aquí los títulos de los que hablaremos para que quien quiera ir poniéndose al día lo vaya haciendo. Como podréis observar he decidido llamar al ciclo “The Thin Man” porque la costumbre española de cambiar títulos como mejor nos convenga hace que “La saga de los acusados” dentro de que sería la mejor opción, no se acaba de ajustar bien.

  • La cena de los acusados (The Thin Man, 1934)
  • Ella, él y Asta (After the Thin Man, 1936)
  • Otra reunión de los acusados (Another Thin Man, 1939)
  • La sombra de los acusados (Shadow of the Thin Man, 1941)
  • El regreso de aquel hombre (The Thin Man Goes Home, 1944)
  • La ruleta de la muerte (Song of the Thin Man, 1947)

Para que vayáis abriendo boca os dejo uno de esos vídeos (en inglés) que existen en youtube donde alguien muy amablemente ha decidido hacer una recopilación de momentos de Nick y Nora en torno al alcohol: