Clasicosis


Notice: Trying to get property of non-object in /home/clasicos/www/components/com_content/router.php on line 49
Artículos

Cine clásico: ‘Escrito bajo el Sol’ Una historia de superación.

-¿Qué es un record?

-Ya te lo he dicho, es una cosa que no había hecho antes nadie.

-Entonces, ¿sería un record que viniese a casa papa?

Ficha: Escrito bajo el Sol.

 

Es curioso en todo este tiempo que llevamos escribiendo en Clasiscosis, y todavía no se ha hablado de ninguna película de uno de los grandes directores de la historia del cine, John Ford. Uno de esos directores que cuentan con seguidores a raudales y que pese a poder estar encasillado en el género del western, ya que parte de sus grandes obras pertenecen al cine de vaqueros, también nos regaló pequeñas joyitas en otros géneros, y es que Ford sabía lo que hacía cuando se ponía tras las cámaras y podía realizar grandes trabajos en cualquier tema que se propusiera. Escrito bajo el Sol es una muestra de ello, un drama protagonizado por un actor también encasillado en el western, John Wayne, pero que también demostró que podía trabajar en otros registros.

Frank ‘Spig’ Wead (John Wayne), es un piloto de la marina, entregado completamente a su trabajo, esto le ocasionará problemas con su familia, sobre todo con su mujer Min (Maureen O’Hara). Durante una visita a casa, tiene un accidente doméstico donde se rompe la columna vertebral, retirándolo así de su empleo de piloto. Paralizado comienza una nueva vida, y empieza a escribir, donde consigue cierta fama e incluso es contratado por Hollywood, y con su fuerza de superación se recupera un poco de parálisis. Pero tras el ataque a Pearl Harbor, decide volver a la marina, donde lo contratan de supervisor de un portaaviones.

Ford nos vuelve a enseñar cómo se cuenta una historia con esta película, que es llamada como una obra menor del director, pero claro, cuando se tiene una filmografía tan extensa, es normal que algunas buenas películas sean catalogadas como menor, pero a mí no me lo parece, ni mucho menos. La historia es claramente un drama, solo hay que leer la sinopsis para percatarse, pero además tiene toques cómicos, como las continuas disputas entre la marina y el ejército o la relación de ‘Spig’ con ‘Jughead’, uno de los soldados fieles que le ayuda en momentos difíciles.

Junto al director, John Wayne camina con paso firme en su interpretación, donde logra emocionar en algunos momentos del metraje, y esto es algo con lo que me he sorprendido gratamente, ya que a este actor si que lo tenía encasillado en el típico cowboy duro, pero viendo este film, te hará ver que hay un actorazo debajo de esa fachada, con una mirada final en la película que te emocionará seguro. Sinceramente, esperaba ver más en la película la presencia de Maureen O’Hara, por lo gran actriz que es, pero no es así, pero cada vez que lo hace ilumina la pantalla con su belleza y su melena pelirroja, derrochando carácter frente a la actitud del personaje de Wayne. Otro personaje que adquiere protagonismo es el ya nombrado ‘Jughead’ Carson, interpretado por Dan Dailey, es el personaje más cómico del film, derrochando optimismo allá donde va e intentando ayudar en todo lo que puede a su amigo accidentado.

Los amantes de Ford o de Wayne, me imagino que, como yo, no la catalogaran como una obra inferior. Es un film que recomiendo encarecidamente a todo el mundo, sobre todo a los que tienen algún prejuicio contra el director o el protagonista, porque creo que se darán cuenta, como me he dado cuenta yo, que no siempre hacían el mismo cine ninguno de los dos, que ambos tienen registros diferentes a los que le dieron la fama.